martes, septiembre 28, 2010

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar



Le robo el título a Anna Gavalda. Le tenía muchas ganas a ese libro, y hoy por fin lo he secuestrado en la biblioteca . He leído no más de cinco páginas de su primer relato (Pequeñas ocupaciones germanopradinas) y ya he caído rendida a sus pies...



"[...]Que os conmuevan con esas veladas prometedoras, esos hombres que os hacen creer que están solteros y un poco tristes.[...]


-[...]Me preguntaba si aceptaría usted cenar conmigo esta noche...

-[...]Pero al verla alejarse, me he dicho: no puede ser, me cruzo con una mujer en la calle, le sonrío, ella me sonríe, nos rozamos y vamos a perdernos... No puede ser, de verdad, es demasiado absurdo."











P.D. Viveca Lindfors





[Alguien me dice que los crisantemos tocan a muerto... pero los crisantemos son otoño, y como todos ustedes bien saben, las cosas buenas, de verdad, de la buena, siempre suceden en otoño]

7 perdidos en el laberinto:

hécuba dijo...

No estoy de acuerdo. Las cosas buenas suceden independientemente de la estación.

Daeddalus dijo...

Jo, no me quites la ilusión... que el otoño acaba de comenzar y me niego a pensar que no vaya a estar lleno de cosas, algunas de ellas hasta buenas :).

marikosan dijo...

Me uno a eso de que las cosas buenas pasan en otoño, a mi al menos me da fuerzas para tomar decisiones importantes.

hécuba dijo...

Todo lo contrario, Dae. Te quiero decir que no esperes solo al otoño, que lo bueno puede pasar siempre :) Siempre hay muchas más cosas buenas de lo que parece, lo que pasa es que no nos damos cuenta, intentando buscar yo qué sé qué.

Aida dijo...

El otoño nunca decepciona. Te lo digo yo, ya verás...

alguien dijo...

Sí, sí, a ver si encuentra novio de una vez.

Vir dijo...

Amo el otoño...

Related Posts with Thumbnails