lunes, octubre 11, 2010

La culpa y la lluz (Conversación mantenida en una tarde de lluvia con mi mismidad)





Juro que yo no era así, que nunca he sido así. Podrías preguntarle a cualquiera que se haya cruzado conmigo en estos últimos veinte años. Siempre he sabido cual era mi lugar, y de no saberlo, esperaba a que alguien me lo indicase antes de tomar asiento.

No soy capaz de controlar lo que digo y lo que hago, o tal vez es que no pongo empeño suficiente en frenarlo. Carezco de práctica, nunca necesité hacerlo. Siempre he sido distante, cuidadosa, manteniendo las distancias, tratando de no dar un paso en falso... y de repente ahora todo se me va de las manos y pierdo el control, y no puedo, aunque sé que no debo; que a los 35 los caprichos son un lujo que una no puede permitirse, que no es mi lugar, lo sé; aunque acabe actuando como si no lo supiera...

Sigue lloviendo y debería irme a algún lado, que hasta el lunes no tengo que volver al trabajo aunque presuntamente estos días sean para el estudio, que el domingo debo de ir a un examen en el que no me juego absolutamente nada y por el que no siento motivación alguna. Sí, debería irme, desaparecer o al menos intentarlo... a lo mejor hasta lo consigo, aunque lo dudo, estoy demasiado rara últimamente, no me reconozco ni soy capaz de anticipar mis reacciones... quiero demasiadas cosas aunque eso poco o nada importe ya.

Y no quiero tener que volver a morderme la lengua, no quiero tener que volver a avergonzarme. No quiero sentir esto.

No sé cómo evitarlo...

8 perdidos en el laberinto:

Anto dijo...

¿35? Y yo que creía que estabas atravesando la crisis de los 40... No doy una. Menos mal que no tengo que ganarme la vida como detective, o me iba a morir de hambre.

Aida dijo...

Al examen del domingo todos vamos de excursión. Pero estudia, por si acaso... ;)

guille dijo...

Escribe lo que te salga, sin trabas, sin morderte la lengua.

Pasa de los comentarios (incluido este, evidentemente) y a la semana siguiente, leete.

Quiza consigas saber lo que quieres.

Quiza encuentres alguna respuesta o una buena pregunta.

¡Ah! Estas en la mejor edad. Y te queda como minimo un lustro genial por delante.

Daeddalus dijo...

- No sé como tomarme eso, Anto, sinceramente...

- Sí, va a ser una bonita y multitudinaria excursión por el Cristo.

- No tiene nada que ver con escribir aquí... sé lo que quiero, lo sé perfectamente, ése no es el problema.

Anónimo dijo...

Si te quieres perder yo te cedo dos habitaciones,un baño, un salón una terraza y media cocina. Dicen que no es mal momento para perderse en su ciudad, aunque si me lo preguntan a mí, diría que ningún día del año es bueno.

Daeddalus dijo...

Lo que yo quiero es encontrar(me)...

Anto dijo...

Lo mío es meter la pata, sobre todo con las mujeres, así que mejor no me hagas mucho caso. Pero sobre todo no veas ninguna mala intención en mis palabras, si acaso la búsqueda de tu sonrisa.

Anónimo dijo...

A encontrate no te puedo ayudar. No es porque no quiera, es porque sólo tu puedes, Lo siento muchísimo.

Related Posts with Thumbnails