miércoles, septiembre 22, 2010

Living on velvet





"Tell me lies later,
come and see me
I'll be around for a while.
I am lonely but you can free me
All in the way that you smile
Tell me why, tell me why."


Si se trata de miedos, no tengo rival. El miedo es mi sombra y mi reflejo en el espejo, el que se sienta a mi lado en el asiento vacío del copiloto al conducir y el que se acuesta todas las noches en el lado izquierdo de la cama. El que me despierta incluso antes de que suene el despertador.

Si se trata de oportunidad, tampoco. Siempre lo he tenido claro. Cuando a mi madre le brindaron la oportunidad de conceder dones a sus hijas no tuvo dudas. Una está acostumbrada a formular tres deseos, así que con el cuarto se tiende al despiste y a mí me tocó precisamente ése, la inoportunidad. Pero no, no a la forma de Jorge Drexler en sus "12 segundos de oscuridad", tan a tiempo, tan bienvenida y tan inoportuna. No, yo nunca llego a la hora prevista, o llego con retraso, o con adelanto, o no llego; y si lo hago, nunca en el momento adecuado, ni preciso, ni oportuno.

Y si hay algo que me guste menos de lo que yo me gusto a mí misma, es precisamente eso. Saber que de nuevo estoy fuera de lugar, incordiando, estorbando, importunando... aunque a veces lo disfrace de felicidad, que ya sabemos que a diferencia de la puta tristeza, sí tiene fin.







P.D. Dorothy Lee y Bert Wheeler

10 perdidos en el laberinto:

marikosan dijo...

Todos somos piezas de un puzzle, tu inoportunidad quizá se deba a que aún no has encontrado tu hueco en el tablero, nada más, tarde o temprano todos terminamos por encajar en algún sitio en el lugar exacto a la hora exacta.

Luis dijo...

Miedo? quien dijo miedo... te regalo la última estrofa de un verso que me encanta relativo al miedo... Besis....

Y vivo con miedo.. miedo de mi
Vivo con miedo de tener miedo
Y muero de miedo por tener miedo

Jodido miedo... déjame ser valiente !!

guille dijo...

Solo tenemos miedo a perder lo que nos interesa.

O a no conseguirlo (que viene a ser lo mismo).

Para muchos llegas en el momento preciso, porque cuando lo haces les mejoras el dia.
Pero todos queremos ser oportunos para "ese" precisamente.

La tristeza tambien tiene fin, aunque a veces encuentra caminos de retorno.

RJ.. dijo...

Hola Dae....creo que aunque sea solo de los comen que hemos ido haciendo en los blogs ""amigos comunes""", pues eso que ya algo nos conocemos.

Hoy con algo de tiempo me he decidido pasar por tu blog y sinceramente descubro la frescura que destilas, me gusta...

Miedo?? quién no tiene miedo?? y además quien esté libre del miedo que tire la primera piedra...

Tu frase final es sumamente real, pero para serte sincera nunca la había leído con tanta claridad....un beso DAE...

Por cierto, el que yo te haya escrito no significa que tu lo tengas que hacer conmigo...es decir, no te sientas obligada a nada, que esto da mucho trabajo...un besito de nuevo...

Conguito dijo...

El miedo es fantástico, es un motor motivante... sólo tienes que decidirte a ignorarlo olímpicamente.

Robert dijo...

Gustarse a uno mismo, aceptarse, es la única manera de encontrar un sitio de sentirse bien; aunque sea a costa de dar por bueno lo que consideramos malo.
Somos la persona a la que mejor conocemos y a la que más exigimos, pero las personas somos limitadas.

RJ.. dijo...

Hola DAE, paso a darte las gracias por tu tiempo y tu comentario....y a pedirte permiso para seguirte y leerte...un besin

Daeddalus dijo...

No, es cierto... no es necesariamente malo sentir miedo... eso es estar vivo, entre otras cosas.

Vir dijo...

Todos tenemos miedo, ser valiente no es no tener miedo. Y tu inoportunidad, me da que no es exactamente eso, pero vamos, apreciación mía.

Anónimo dijo...

¿Para qué quiero la luz
si tropiezo con tinieblas?

Miguel Hernández.

Related Posts with Thumbnails