lunes, septiembre 13, 2010

Libertad para ser sólo ceniza... (una vez apagado el fuego)




Hoy ha sido un buen día... de esos en los que no ha sucedido nada especial, pero que ha estado lleno de risas y sol, un sol que se resiste a abandonarnos y al que una, a la que le gusta especialmente el otoño, está deseando despedir, los tacones con calor son insufribles, estoy deseando que llueva y vuelva el frío, y toque ponerse medias y calcetines (oigan, deseos más raros se han visto).

Comenzó bien la mañana pese al madrugón. [No sé cómo me las arreglo para ser siempre la primera en llegar y la última en irme. Hoy a las siete, puntual, a la puerta. O bueno, sí lo sé, que el tiempo que pierdo allí es inversamente proporcional al trabajo realizado... si alguna vez les hablara de esos entes desconocidos que son la carpeta de firmas y el registro de salida...] Y comenzó bien porque apareció L. tras dos semanas de vacaciones y aunque no me gusta el café me invitó a uno de la máquina y bajó dos plantas sólo para saludarme incluso antes de llegar, a eso de las ocho. Y poder tener una charla adulta en la que no se hable ni del Sporting, ni de Fernando Alonso, siempre se agradece. Además me dice que estoy muy guapa, aunque yo no me lo crea (que yo no soy de las guapas) y busco desesperadamente un espejo, y sólo veo mis ojeras de siempre y mi pelo a lo león de la Metro especialmente fuera de sí en esta mañana en la  que tuve que pasarme más de media hora con el secador, y ese cuasi imperceptible tono dorado que me ha regalado mi playa favorita en las tardes de este verano que afortunadamente ya se acaba... bueno, y sí, mi sonrisa... supongo que eso es lo que encuentra diferente.

Y a las nueve llega el temido encuentro mensual en la Junta. Había puesto una vela a mi santo Malverde para que los mineros hubiesen cortado, al igual que ayer, la carretera; o tuviese un gripazo de campeonato o un esguince que le impidiera desplazarse o que ese día no hubiese sonado el despertador... pero no, allí estaba él. Con su sonrisa y sus preguntas atropelladas, y su abrazo y el par de besos de rigor que nunca son tan cálidos cuando no es él el que los ofrece. Y yo, como todos los meses, vuelvo a sentirme chiquita en su presencia y aunque lo he intentado no puedo evitarlo, su presencia me intimida. A la manera que a mí me intimidan los hombres que me gustan, aunque él en realidad no me guste y además esté casado y yo esas cosas he aprendido a respetarlas, que es más fascinación que querencia lo que ejerce sobre mí. Pero es que me hace reír como casi nadie lo hace, y me mira a los ojos cuando me habla, cuando se dirige a mí y me hace sentir importante y el centro de atención, y me toca, siempre tiene un gesto cálido al posar su mano sobre mi hombro para franquearme el paso hacia el ascensor; y a mí, que no me gusta que los desconocidos me toquen no me molesta en absoluto que él lo haga. Y me sonrojo cuando lo descubro mirándome y me invita a un café aunque sabe que no me gusta el café, pero tan sólo es una excusa para acercarnos a la máquina y alejarnos del aburrimiento, y seguir contando y riendo, aunque nunca cuente chistes.

Sí, ha sido un buen día con sabor a coca-cola light, y hasta he comprado toallas, y sé que el martes no me puede fallar, y que esta semana tampoco lo hará, aunque no pase nada, o nada especial, porque tan sólo con que pase será suficiente...

Y vuelvo a 'Sherry darling', como si no hubiera canciones suficientes... porque hay días 'Drive all night'  (suelen caer en domingo) y días 'Tougher than the rest' (las más los viernes) y días 'Point blank' (muy apegados a los lunes), y días 'Racing in the street' (los miércoles son muy así)... y sí,  días 'Sherry darling' que me pillan por sorpresa y a su antojo... y hasta días 'Fire', pero ésa es otra historia...








P.D. Mary Anderson

15 perdidos en el laberinto:

Luis dijo...

Me alegro de su buen dia "ave del paraíso"... le recuerdo que debe lavar las toallas para quitarles el "apresto"... Besis

Anto dijo...

Espero que después de este buen día vengan muchos más, y que con ellos llegue lo que te haga feliz.

Un beso

Aida dijo...

Será una gran semana, ya verás!

Fiebre dijo...

Pequeña felicidad cotidiana.
Dejar los días pasar sin muchas alharacas y fijarse en minucias...

guille dijo...

Deseos mas raros tengo yo.

¡Que bien ese saludo y ese reencuentro!
Una manera de encarar el resto del dia bien predispuestos.

Me gustan esos apartes. Esos momentos en que una persona que te interesa te individualiza.

Y me sorprendes, una vez mas, con tus canciones para dias concretos.
Voy a intentar imaginarte bailando alguna.

Yo no cuento nada dijo...

Sí que fue un gran día entonces, al final tus circunstancias no son tan parecidas a las mias. Al final esa compañia que te sonroja va a hacer que cambie el blanco y negro por el color en tu vida.

Me encanta como describes las cosas y cómo las cuentas. Lo tuyo es escribir, aunque supongo que ya lo sabes.

Daeddalus dijo...

Luis: Pues no había pensado yo en eso... que yo soy un completo desastre para esas cosas. Gracias por el consejo.

Daeddalus dijo...

Anto: Siempre habrá días buenos, y malos, y regulares... así es la vida, aunque imagino que el secreto es no tomarse nada demasiado en serio.

Daeddalus dijo...

Aida: No sé si lo será... pero desde luego yo voy a intentar que lo sea.

Daeddalus dijo...

Fever: A veces que no pase nada es lo mejor que nos puede pasar.

Daeddalus dijo...

Guille: Mejor no imagines... que lo hago fatal, te lo aseguro...

Daeddalus dijo...

Yo no cuento para nada: No, lo mío ni es el color ni es escribir... lo mío es el blanco y negro y soltar una sarta de tonterías... pero así está bien...

Anónimo dijo...

¿por que le pone velas a Malverde ?
si usted no es de Sinaola ni ha sido, es o será una causa perdida.

Daeddalus dijo...

Se puede ser culichi de adopción y corazón...

Anónimo dijo...

puestos a ser, mola mas ser un tomatero, que culichi,

Related Posts with Thumbnails