domingo, septiembre 05, 2010

Llamadas perdidas

Esta mañana alguien me convence para ir de mercadillo. No suelen gustarme, no tengo nada en su contra; simplemente nunca encuentro nada que me guste, y si lo hago, siempre tiene un precio exagerado. Obvio, el regateo no es lo mío...

Hoy tenía uno de esos días, todo me parecía feo, incluidas las personas... Se empeñan en comprarse un bolso, y los bolsos son feos, y son de plástico y no tengo nada en contra de los bolsos de plástico, pero no me gustan.

No deberían haberme pedido mi opinión en un día así. Son feos, esa es mi opinión, y si no te gusta, no habérmela pedido. Y además eso es una burda copia del Gaucho de Dior, y ése del Amazona de Loewe y el de más allá del Alexa de Mulberry (los de Su-shi lo vendían a un precio asequible por cierto)... y sí, lo sé, soy una pedante superficial insoportable, ya me callo; y además me alejo que me suena el móvil, y se me cae al suelo. Sí, el mismo que según uno de mis sobrinos es el más chungo del mercado, con las teclas tan gastadas que ni sé que números marco y que siempre se queda sin batería en los momentos más insospechados y especialmente inoportunos. Creo que ha llegado el momento de jubilarlo. Ni siquiera recuerdo desde cuándo lo tengo y de dónde lo he sacado, que yo nunca me he comprado un móvil. Los heredo, me apropio de los que van desechando los demás para comprarse el último modelo engañabobos...

Y como yo soy muy así, acabo de comprarme, ahorita mismo, vía Internet, un teléfono nuevo, del que cinco minutos después ya ni recuerdo la marca y del que intuyo ni siquiera sabré manejar. ¿Alguna vez les he dicho que yo soy de las que envía los SMS sin omitir puntos, tildes y comas? Juro que lo he intentado...

No sé... hoy es un día de incertidumbres, ahora me entra la duda. ¿Seré capaz de tener el mismo tono que ahora gasto? Gran duda existencial la mía, cierto... Incluso en su momento me molesté en asignar melodías diferentes para cada persona. Sí, qué pasa, tengo pocos contactos, al menos pocos que me llamen habitualmente... Me da pena deshacerme de mis músicas personalizadas, algunas sin estrenar, todo hay que decirlo...

Tendré que hacerle un buen funeral... ha vivido mucho a mi lado. Demasiados desvelos y muchas ilusiones. Velando estas últimas noches de mi cobardía...

P.D. Deborah Kerr

4 perdidos en el laberinto:

guille dijo...

Iba a hacer un comentario jocoso, pero esa ultima linea me ha parado; "Velando estas últimas noches de mi cobardía..."

¿Esperando una llamada que no se produce?
¿Sin atreverte a marcar el numero que deseas?

Siempre se me dispara la imaginacion.

No me gustan los mercadillos, me regalaron una PDA y la cambie un telefono simplon que sirve para llamar y recibir y tiene un monton de horas de bateria.

Nunca he sabido manejar las melodias personalizadas (por aburrimiento).

Que llegue tu telefono y te mejore el dia. A veces sucede.

Susana Terrados Sánchez dijo...

Te entiendo en eso de los mercadillos, en el último año mi hijo y yo solo hemos ido alguna vez porque hacen unos bocadillos de pollo deliciosos.
En cuanto al teléfono, consuelate ya que yo lo tengo solo para mirar la hora pues pasan los meses sin que se oiga. Para saber si funciona le pongo la alarma...jeje
Hay dias malos, ya lo sé...Feliz lunes, si es posible.
_BEsotes.

Daeddalus dijo...

Guille: Fue un buen día, pese a todo. Que yo tenga días en los que todo me parece feo no es sinónimo de mal día; de hecho la única que se ve guapa esos días soy yo.

P.D. La imaginación suele perseguir a la realidad y a veces hasta la alcanza.

Daeddalus dijo...

Susana: Feliz lunes igualmente para ti... el mío, desde luego, intentaré que lo sea.

Related Posts with Thumbnails