lunes, abril 19, 2010

¿Tougher? than the rest



Iba a decir que de este fin de semana no pasa; pero este fin de semana, como el anterior, tengo una cita con un par de personitas que apenas levantan dos palmos del suelo y me llenan de abrazos y besos, de esos que saben a regaliz y sugus de cereza; y tendré que despedirlas como sólo ellas merecen. Si es que el volcán ése, cómo se llame, permite el despegue de su vuelo en dirección hacia ese norte más lúcido.

Pero imaginemos en todo caso que sí, que el viernes (me gustan más los viernes que los sábados), me visto enterita de azul y me acodo en una barra cualquiera y entonces apareces tú, quién quiera que seas, ofreciéndome tu mano y diciéndome, tú sabes, que éste es un pueblo de perdedores, y nosotros hemos nacido para ganar. Que tu coche nos espera fuera y no debemos perder un segundo, que el amanecer nos espera al borde de cualquier orilla (aunque para mí el único mar que cuente sea el áspero Cantábrico).

Porque me he pasado más de la mitad de mi vida esperándote, y aunque no seamos los mejores, nunca lo fuimos; aún queremos seguir estando vivos y la música nunca ha dejado de sonar.




P.D. Anne Sheridan

3 perdidos en el laberinto:

Sese dijo...

En tal caso es posible que hubiera alguien al otro lado de la barra que hubiera captado tu mensaje, parecerías sola y él fingiría, soñó que te tomaba en sus brazos que la música nunca se acabaría y bailaríais hasta el anochecer y...

one step up and two steps back

Luis dijo...

Pues imagínalo y llévalo a cabo... y si recuerdas lo del famoso acomodo en la barra del garito con suguimiento al baño incluido... pues mucho mejor... Besis

Cielo Vacío dijo...

Me pregunto cuanta gente vive pensando que algo asi sucede o sucederá. Yo, por mi parte, ya perdí las esperanzas, tanto de ser el uno como de ser el otro.

Pero no es tan triste. Es solo diferente.

Related Posts with Thumbnails