jueves, enero 15, 2009

Pasadizos de sombras

Nunca me creí capaz de romperle el corazón a nadie. Pese a que lo hice, no una, sino varias. Sin anestesia ni arrepentimientos. C'est la vie, que diría aquél. Siempre fui más rápida y el que golpea primero lo hace dos veces.

No he pedido perdón, no he rectificado ni enviado flores o palmadas rindiéndome ante las evidencias. No, nunca, al menos nunca hasta ahora. No antes de ti.

Ahora me siento perdida y podría decir la cursilada de que tu dolor es el mío. Pero no, debo asumir el papel de mala de ésta, nuestra película, sobre la que ya han caído los títulos de crédito. Siempre tuviste razón cuando decías que mis pretensiones de emular a Audrey Herpburn eran en vano, que a mí me iban más las pelis de cine negro con mujeres fatal, Lauren Bacall siempre como referencia aunque nunca haya aprendido a silbar.


5 perdidos en el laberinto:

Rose Kavalah dijo...

acoge un precioso pájaro que se pase el día silvando para ti...

y por ti.

Guri dijo...

Mejor que silbar es aprender a preparar un martini.

Necio Hutopo dijo...

Y bueno, a veces es que sólo nos queda un poco eso de aceptar los finales... no?

Cielo Vacío dijo...

Esa sensación de "ya han salido los títulos de crédito" la hemos tenido todos? Yo si!

Saludos
J

Jorge dijo...

Te bastó un e-mail para romperme el corazón. Sin darme la oportunidad de que me conocieras. No te odio por ello, más bién todo lo contrario...

Related Posts with Thumbnails