lunes, julio 30, 2012

Palabras a (des)tiempo







En los últimos tiempos asisto estupefacta a la lectura ajena de cuitas y desgracias amorosas ajenas. Entiendo que cada cual escribe de lo que bien le viene en gana y no soy yo la más indicada para dar lecciones de pudor a nadie cuando aquí y ahora he contado todo lo contable…

No sigo demasiados blogs, al menos no de forma rutinaria y constante, más allá de unos cuantos de cocina y otros tantos de moda con outfits imposibles. Me fascinan tanto los delantales almidonados como los zapatos de Prada, pero de cuando en cuando sí visito a los y las habituales y aunque sólo sea tirando del hilo voy descubriendo nuevas lecturas. En ocasiones de escasos minutos, otras pueden durar horas.

Parto de la idea de que el exhibicionismo es ingrediente necesario, nunca suficiente, para crear un blog; y reitero lo anterior, que cada cual hable de lo que quiera y allá sus lectores si lo encuentran ameno y/o interesante. Mismamente me sorprende que alguien pueda llegar a leer lo que aquí está escrito, pero ya se sabe, hay gente pa’to, y agradecida que está una, no lo duden.

Otro ingrediente fundamental es la mentira. Nuestras vidas son rutinarias, aburridas, predecibles, en la mayor parte de los casos faltas de sensibilidad y menos gusto. Desde luego tampoco poseemos el armario de Olivia Palermo o la cocina de Martha Stewart, y ni falta que nos hace, oigan; que para eso está la imaginación, para cubrir los huecos que una realidad si no triste, sí gris, nos deja.

Se puede mentir, adornar la realidad o directamente inventársela. Ejemplos hay a montones y no seré yo quien abra la caja de Pandora. No hay que olvidar que el primer gran blog era el diario de una mujer gorda que ni era mujer ni estaba gorda, pero que tenía talento. No es lo mismo que quien cuelga fotos, entre otras, de la hermanísima Pippa Middelton y las hace pasar por su persona, ¿acaso sus lectores no hojean el Hola?

Mientan, desahóguense y cuenten sus miserias, pero no lo olviden; háganlo con elegancia.

Y por favor, que no se les note…



Un consejo por cierto que nadie ha pedido…Ésta no es la vida real, ésta es la vida que yo cuento que vivo, no la revuelvan y la mezclen con la que se vive una vez se aleja uno de la pantalla del ordenador.






P.D. Vilma Banky.

5 perdidos en el laberinto:

menteinvisible dijo...

Entiendo a duras penas el idioma español y me cuesta seguirte,pero ¿qué es la elegancia?
¿es una virtúd,que da carta blanca para hacer cualquier cosa?
Creo que la elegancia murió hace tiempo y la enterraron en el culo de una mona.
un saludo,y me gusta mucho su bloggg.
m..

O SuSo dijo...

Me ha salido una sonrisa cuando leía lo de "visitar pocos blogs" se tira del hilo y de uno sale otro, así he llegado a este, porque el nombre me llamó la atención en una lista interminable de blogs que sigue no sé quien, realmente leen todos esos blogs?

Exibicionismo y un puntito de buayerismo por parte de las visitas (que lo has omitido, no sé si a drede).

Creo que nunca escribimos lo que somos, y no por que sea aburrido o monótono, más bien porque no somos capaces de expresarlo en esencia, asi que escribimos lo que queremos o no queremos ser, personajes que nos creamos,y si, haría falta más elegancia y humor.

Yo no tengo ni idea de quién es la Pippa esa...así que hay público para todo.

Saludos y salud.

Wicked Witch of the West dijo...

Muchos de los blogs se crean como vía de escape, de desahogo, para gritar al mundo tus miserias que no puedes contar a la gente que te rodea.

De hecho, muchos escribimos cuando estamos hundidas. Otras veces porque necesitas contar las tonterias que se te pasan por la cabeza.

Y en el fondo, aunque lo hagamos por nosotros, saber que alguien te puede leer es lo que nos anima. El no sentirnos solos.

Luego están los blog de la gente "normal"...

Lili dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. Cuando empecé a escribir el blog lo hice sin saber de que iba esto: tenía cinco artículos de una chica llamada Lili que me habían rechazado en todas las revistas a las que los llevé (fue en plan silencio administrativo negativo :P) y una amiga me dijo: ábrete un blog. Ea, me lo abrí y empecé a colgar historias de Lili. La primera sorpresa fue de una lectora que me preguntó si lo que contaba era cierto. Me quedé flipando: cómo iba a ser cierto!!! Decidí añadir una breve descripción al blog: basado en hechos reales. A partir de ese momento he de reconocer que en ocasiones me ha dado apuro contestar comentarios como si lo que cuento me hubiese pasado, y para compensar he contado cosas que sí que me han sucedido. No es mentir pero, como dices, la vida a veces se vuelve demasiado aburrida. Mi blog es de humor, no concibo que alguien pueda creer que lo que cuento es verdad, pero me encanta que me sigan la corriente y lo agradezco muchísimo ;-).
Y yo sigo montones de blogs! No puedo evitarlo, descubro uno que me gusta, como éste, y me lo llevo a mi lista. No podré visitarlo a menudo pero sé que lo tengo localizado. Es lo malo de que me guste la literatura, la moda, el humor, el amor..., al final me gustan cientos de blogs :-))))))))))))
Besos!!!

Elcaligrafista dijo...

Cuanta razon tienes!!! No hay que confundir miseria humana con vida cotidiana.....


mi beso.

Related Posts with Thumbnails