jueves, marzo 17, 2011

One safe place



Podría enumerar mil motivos por los que no escribo. Ni aquí, ni en otros lados. Ni a ti, ni a otras y otros. Probablemente la lista sería larga y encabezada por los manidos falta de tiempo, falta de ganas.

Tendría que llamarte, que siempre es otra opción. Aunque al teléfono siempre lo descarte, ese invento del Averno. Tal vez decirte que el sábado estaré en Avilés, que voy a ver a Quique (González), que tal vez podamos vernos, hablar, ponernos al día. Aceptar disculpas, contar sin pretextos ni excusas...

Y en ésas estamos, que no me apetece contar. Que probablemente no sienta la necesidad de hacerlo como antes. Que tal vez tenga demasiado miedo de verbalizar una realidad que hecha palabras pueda acabar convertida en añicos. Que la necesidad hace tiempo dejó de ser una virtud.

Aunque podría contar, y podría contar mucho. Hacer una crónica del concierto del fin de semana pasado. De la discusión de hace dos días, uso del pañuelo, intolerancia, integración y racismo; en la que acabaron llamándome de todo menos bonita. De la noche de Carnaval, yo, que odio disfrazarme, y de hecho no lo hice. Y que vino a ser algo así como en un país de ciegos el tuerto es el rey (la única sin disfraz), o serían esos tacones que me destrozaron los pies y que a las siete de la mañana me hicieron arrastrarme en busca de un taxi, foto incluida de ellos, cortesía de la Wonder woman más chilanga que una nunca se ha encontrado. Podría hablar sobre el tío aquél que en "La piel del tripulante" se me acercó para hablar de introspección y desubicaciones varias con su camisa de The Beatles, o el que buscaba una alternativa y se negaba a seguir buscando pese a que yo le conminé a ello. De L., que me dio las gracias por el esfuercito. De mi expediente X disfrazado de Elvis. De esos zapatos de Zara que me chiflan y que sé que no debo comprar (que los zapatos de Zara matan y destrozan los pies a partes iguales). De esa frase que he escuchado hoy y que me dejó con la duda: "Antes sólo existían bragas de dos colores". De mis planes para las vacaciones 2011, hoy me han pedido oficialmente que rellene el papelito. De mi falta de asertividad y mi nula capacidad para decir no a los favores. Y probablemente debería sonar Marc Cohn... debería.


P.D. Maria Felix

7 perdidos en el laberinto:

E dijo...

Podrías, pero no te hace falta...casi nunca te hace falta para expresarte, por no decir nunca.
Besos.

C. C. dijo...

Pues me encanta que no tengas nada que contar y que no escribas porque siempre tengo que leer mucho por aquí y eso me encanta más.

Nebroa dijo...

... me gustan las razones de tu silencio ;)

Vanessa dijo...

Podrías contar tantas cosas, y sin embargo has resumido todo perfectamente.
Besoss!

jordim dijo...

la falta de tiempo se soluciona reordenando prioridades :)

Aida dijo...

A veces es bueno callar, aunque se te eche de menos... :)

Lucía dijo...

Tantas cosas podría decir, y no digo.

Saludos

Related Posts with Thumbnails