viernes, noviembre 05, 2010

Vestida con la desnudez de corazones sin horario



Apenas pasaban de las nueve y ya era noche cerrada al salir a la plaza de Alfonso II 'El Casto'... 'Esto parece Londres', dice alguien a mi lado mientras nos vemos envueltos por la neblina y las sombras que rodean a Ana Ozores. Siempre he pensado que en noches de otoño como ésta, más de un turista desubicado debe haberla confundido con una señorita decimonónica despistada en el transcurso del tiempo. Y es precisamente por esto, por noches así, por las que me gusta noviembre. Por noches perdidas entre la niebla y la humedad de las aceras mientras subo El Rosal y enfilo Pérez de la Sala, ya a solas, apenas distinguiendo la vida entre las sombras, y ya en las cercanías del Auditorio, a lo lejos, aunque cada vez más cerca, la brasa de un cigarrillo apurado entre los labios de alguien que camina frente a mí. Y la sorpresa envuellta en su cuero negro y mi gris, que últimamente siempre visto de ese color, aunque sea de forma involuntaria y él me diga que no he cambiado nada aunque hayan pasado, cuántos, ¿diez años?, casi, probablemente, que sigo siendo the girl in black, aunque ya no vaya de negro, o no siempre, y ya no sea pelirroja y él en cambio sí siga fiel a sus costumbres, que enciende otro cigarro y se refugia en el cuello subido de su chaqueta de cuero, aunque ya asomen las canas y su sonrisa tiña de arrugas sus ojos. Y nos quedamos en silencio, sin nada que decirnos, escrutando el paso del tiempo, siempre victorioso, en nuestras miradas.




16 perdidos en el laberinto:

El Buscador de Miradas dijo...

A veces (afortunadamente) la realidad supera la ficción. Y mira que es difícil superar la imagen de Casablanca, pero la estatua de Ana Ozores, las luces de la plaza, y la Catedral al fondo envuelta en la niebla, es una de esas postales de ensueño que justifican vivir en Oviedo.

Anónimo dijo...

primero agradecerte cierta respuesta tuya.
creo que es al reves, que en esos instantes derrotaste al tiempo, pq te sentiste como hace años. son esos magicos momentos, en los que el entorno te dice, que no eres una niña, pero te sientes como tal.

Daeddalus dijo...

A veces pienso que es lo único que lo justifica... y anoche sí, estaba plenamente justificado.

Daeddalus dijo...

¿Cierta respuesta mía? Ah, pues vaya, de nada...

No, hace diez años yo ya no era una niña...

Amber dijo...

Sweet November, Daedd, Sweet November...

¿Te puedes creer que no conozco Asturias? A ver si la próxima vez que vaya por Galicia me acerco por los astures.

Y sí, es bueno eso de que la realidad supere la ficción. Yo creo que todo es posible, si se quiere, sólo hay que saber poner los medios y reinventarse, supongo.

Vir dijo...

Me gusta la niebla... ¿Habrá niebla en París?

Anónimo dijo...

la respuesta es la del formspring
ya se que no era una niña, ni yo he sido nunca niña.
decia, esos sentimientos, que son típicos de niños, la ilusión la esperanza, el jugar, el reir, emociones varias.

Luis dijo...

Pero vamos a ver Dae... nos tienes en un sinvivir... al final hubo o no hubo peli en blanco y negro? Hubo o no hubo mala interpretación peli-cama?... joer... me estoy haciendo un cotilla... Besis

Daeddalus dijo...

Vir: Es de prescripción facultativa pasear a las orillas del Sena con niebla...

Daeddalus dijo...

Amber: ¿A qué estás esperando? El otoño asturiano te espera con los brazos abiertos, no lo dudes.

Daeddalus dijo...

Anónimo: Te había entendido... pero no sé porque a veces soy incapaz de asentir, oír y callar, simplemente.

Daeddalus dijo...

Luis: No te estás volviendo, es que ya lo eres ;)...

Y ayer creo recordar era jueves, hoy, creo recordar, es viernes...

Aida dijo...

Oviedo merece mucho la pena...

chicodelabolsa dijo...

¡Dios bendito! Eres una escritora demasiado prolífica. Necesito reposar de leer tanto post. :)

Daeddalus dijo...

-Aida: Y Xixón ;)... ya verás como hasta le coges cariño.

-Chico con bolsa: Tiene su mérito para estar hablando siempre de lo mismo.

Heidi dijo...

;-)

Related Posts with Thumbnails