lunes, noviembre 22, 2010

[Aunque ya sé que lo has leído, para que quede bien clarito... Y es que si hay algo que me saca de quicio es que me traten como una completa imbécil, aun siéndolo. Se puede ser cobarde, pero no tan mezquino, por favor]

Anónimo: Simplemente has tenido mala suerte. En condiciones normales tus comentarios me hubiesen dado exactamente igual. Pero como bien decía Aida más arriba existen las estadísticas, que nunca mienten y a diferencia de mi imaginación nunca fallan. Y digo mala suerte por dos motivos, el primero porque yo raramente las miro, no suele importarme quién entra aquí ni por qué motivo ni de donde viene. Siento que no tengo derecho, que es invadir en cierta forma la intimidad ajena. Pero el otro día lo hice y por motivos, todo hay que decirlo, que nada tenían que ver contigo. Mala suerte reitero, que si no hubiese sido por eso no me hubiese molestado, pero es que al margen de eso me pillaste en un mal día, de esos de hormonas revueltas donde me pongo un tanto irascible y ya puestos la curiosidad me pudo, que al fin y al cabo ciertos comentarios anónimos me sonaban a ti, no todos, que al margen de ti hay otros, pero no me molestan porque parto de la idea de que efectivamente son desconocid@s. y no me preguntes por qué, por qué intuía que podías ser tú, que aunque me desconcertaba un poco, que no entiendo del todo tus motivos, más allá de que imagino te divierte, una coñita marinera, seguro la llamarías tú. Que al fin y al cabo todos tenemos nuestra firma, nuestra forma de escribir y hasta nuestras propias faltas de ortografía. Pero vamos, más allá de la duda o de la intuición, nunca le hice demasiado caso, fíjate lo que me importa. Hasta hace dos días en el que por motivos ajenos a ti, reitero, mala suerte, lo miré.

Puede que tú no sepas que hay un invento que por cierto yo manejo bastante mal pero sí lo suficiente que te ofrece una serie de datos sobre la gente que vista tu página. Te lo digo porque igual te interesa instalarlo en tu blog, ése que tú abriste a raíz de leer el mío, ¿recuerdas? Pues eso, que yo estaré más perdida que un pulpo en un garaje, que no lo niego, y que puede que mi intuición falle, pero va ser que éste no es el caso.

¿Y qué dicen esas estadísticas? Pues por ejemplo que tal día, cual día y unos cuantos días más, a determinada hora, minuto y segundo alguien que tiene un blog y un nombre y todo eso dejó comentarios amables en el mío, y llegó hasta aquí a través del suyo. Y que esa misma persona pues tal día y cual día y el de más atrás y el de más adelante escribió comentarios bajo el formato anónimo a tales horas, minutos y segundos. Y es que esto es lo bueno del invento, no sólo que cronometra y clasifica y te indica el origen de la visita, no, dice mucho más. Pero claro, como dices que estás a 500 km de Oviedo igual es que se equivoca, uy, pero va a ser que no, que no se equivoca. Porque entre otras informaciones te dice con qué compañía de telefonía se conecta esa persona. Así que igual deberías asomarte a la ventana y reubicarte geográficamente rápidamente, porque creo que Telecable no opera fuera de Asturias, y a 500 km, fuera de Asturias, como que no. Aunque tampoco importa, porque entre otras cosas también te dice la ciudad en concreto... y hasta la dirección Ip y... ¿quieres que siga?

Con lo fácil que es decirme a mí las cosas, si es que... pero en fin, puedes seguir negándolo, soy bastante más educada que tú y no pienso dejarte públicamente en evidencia, y que conste que no lo hago por ti. En todo caso te invito que a partir de ahora lo que tengas que decir, bueno o malo, me lo digas directamente, y eso así, que te abstengas de insultar, molestar y ofender a otras personas en otros blogs. Que ni se lo merecen ni puede que tengan tanta paciencia como yo.

14 perdidos en el laberinto:

Blogboreta dijo...

Ups... con la tecnología hemos topado.

Con la paciencia que tienes no sé como se puede venr anonimamente a decirte nada. En fins.. no es mi huerto y no pienso sembrar nada. ;)

Y hablando de las tecnologías, de una forma parecida cuando me cambié a wordpress, descubrí que mi madre en una época en la que estaba sin hablarme con ella (los motivos no vienen al caso), peinó la red y leía mi blog. Me entró tal pudor y cabreo que lo cerré.

Ya me contarás que invento es ese tan bueno, por si alguna vez tengo que estar alerta, que no tengo ganas de cerrar más blogs.

Muaks.

Aida dijo...

Exactamente lo mismo me ha sucedido a mí... Por una parte comentarios amables y por otra...ya sabes... Misma ip, mismo lugar de procedencia, etc...
Lamentable...

Mer dijo...

Ahí, ahí le has dao.

Buen lunes...Muássss

Anónimo dijo...

Hay que asumir que las personas nos decepcionan. Nunca acabamos de conocerlas. Pero, más allá de eso y una vez descubierta, no merece la pena indignarse ante la falta de honestidad. En el pecado llevan la penitencia, Dae.

Huntter (Otro anónimo, aunque espero que menos).

marikosan dijo...

A mi también me interesa esa herramienta, sospecho que me lee alguien que no deseo. Mándame un mensaje si no quieres explicarlo aquí.

Gracias.

El silencio y otras palabras dijo...

¿existe algo así? Vaya, tengo que ponerme muy al día, por lo que veo.
Bien dicho, y muy elegante por tu parte no decir de quien se trata (aunque no se lo merezca) Un beso.

Tordon dijo...

¡Caramba, falto unos días y me pierdo la super-movida bloguera!

Reciba usted mi más entrañable solidaridad ,estimada Daedalus, mi apoyo incondicional y mi afecto más sincero.

Aunque me quede con unas ganas tremendas de saber quién es el interfecto...

Bss

AN... dijo...

Me levanto y te hago una reverencia ...creo que se lo has explicado muy clarito .

Paciente Asturiano dijo...

Yo creo que aunque seas mucho más honesta y educada que el susodicho, de vez en cuando no viene mal una cura de humildad.

Si los envidiosos volaran, no se vería el cielo.

Elena Lechuga dijo...

Si no se entera ya...

Carmela dijo...

Aunque te leo desde hace un tiempo,no me conoces y nunca te he dejado un comentario, aunque hace poco hemos coincidido en otro blog precisamente hablando de dejar o no comentarios y los porqué de cada uno, pero hoy no puedo dejar de hacerlo y decirte que chapó.
Un saludo

Daeddalus dijo...

Para los que preguntáis por cómo mirar las estadísticas, aunque yo estoy bastante lejos de ser una experta, creo que la herramienta más útil es un programa de google llamado Google Analytics. Simplemente tienes que registrarte, meter los datos de la página de la quieres queden registradas las visitas, en este caso vuestro blog e instalar en éste el código que os ofrece. Después os ofrece una serie de datos sobre quién, desde dónde, las horas, rutas de entrada, etc... A mí salvo raras, rarísimas excepciones no suele interesarme demasiado, pero como en este caso, por la casualidad más absoluta, fíjate tú, me he cargado a un "anónimo" no tan anónimo.

Y por cierto, para finiquitar y cerrar este tema, pues eso, que ni yo estaba más perdida que un pulpo en un garaje ni eran paranoias mías. Y fin, y al resto, que les den, que aquí cada cuál siga escribiendo lo que le venga en gana, que al fin y al cabo todos nos retratamos con nuestras palabras, yo la primera, supongo. De hecho creo que incluso voy a quitarlo, me parece absurdo tener que estar controlando quién entra o quién sale, no merece la pena, al fin y al cabo la intuición nunca me ha fallado y con eso tengo más que suficiente.

Fiebre dijo...

Haces muy bien. Yo las tengo por lo que las tengo (al margen de trabajar en ellas) me son imprescindibles porsiaca. Aunque reconozco que paso meses sin mirarlas a no ser que me encuentre con algo raro, o para gamberrear con las búsquedas.

Pero la intuición es ese arma que no nos falla nunca, que hace que cada signo de puntuación, expresión o forma de hablar nos quede grabados y asimilemos para cada cual.

Ya te dije un día por ahí abajo que me "olía la tostada"...y yo no tengo estadística ninguna de tu blog.

Un beso, y a tu bola.
Al fin y al cabo cuando esto deja de ser un espacio lúdico/vomiteril/enseñador de talentos/ o allá cada cual... y le dedicas un minuto de preocupación más de lo necesario, pierde el fin para el que fue creado.

Daeddalus dijo...

Recuerdo tus palabras, Fever... y tampoco yo entonces necesité las estadísticas... en realidad fue todo fruto de la casualidad, y es que estas cosas me aburren. Yo no estoy aquí para hacer de vigilante ni moderar ni censurar nada, no me apetece, y claro que hay cosas que me molestan, especialmente cuando involucran a otras personas que no sea yo. Y claro que me estoy cansando, pero ya es cuestión de mal entendido orgullo y ni pienso volver a mirar el Analytics ni pienso borrar nada.

Related Posts with Thumbnails