jueves, octubre 28, 2010

Si tú estás, me vale cualquiera...



Parece ser que sí, que esta vez es la buena y que habemus concurso de traslados. Desde hace unos días circula un borrador con vacantes y todas las novedades que parece ser se incluyen en la forma de provisión. Y que sí, que ésta es la buena, la buena noticia, se entiende.

La mala, la cara B... después de esperar casi un año podrían haber esperado unos meses más, hasta febrero, por ejemplo, que es cuando cumplo yo dos años en este puesto de trabajo y así poder optar a cualquier plaza fuera de la Consejería que tan amablemente me acoge. Pero no, como no alcanzaré los dos años por poquito, sólo puedo moverme dentro de ella. Primera reducción drástica del número de plazas a las que puedo optar.

Segunda reducción al descartar las plazas en las que ganaría aún menos de lo que gano ahora. Me muero por salir de aquí, pero el maldito parné me hace más falta que nunca, que acaban de revisarme la hipoteca. Así que un puesto base sin complemento alguno no es opción.

¿Qué me queda entonces dentro de esta Consejería y con algún tipo de complemento como el que ya tengo? O quedarme donde estoy, que tampoco es una opción, o cínco míseras plazas que estarán más solicitadas que Carlos Chaouen en un día de feria.

De esas cinco, en realidad, debería quedarme con cuatro. Porque una se va a ir para alguien que conozco, interesado y con bastante más antigüedad que yo.

Otra está situada tres armarios más allá de la mía y sospecho que está tan vacía de contenido como ésta, sin contar que mi actual ordenador es mejor y que renunciar a la ventana y a ver la gente pasar por la calle Coronel Aranda es mucha renuncia.

En resumen sólo tres opciones, que dada mi escasa antigüedad y lo solicitadas que imagino estarán, me dejan en bastante mal lugar y con pocas, poquísimas posibilidades. Pero no desisto, y la esperanza es lo último que se pierde, que claro, está la opción de irme fuera de Oviedo, y pongamos elegir Tineo o Cangas del Narcea... que obviamente no es opción, aunque en ese caso no tuviera rivales.

Habrá que comenzar a sacar velas y conjurar a la suerte que siempre tan esquiva me resulta...



Y en realidad esto no es más que una excusa para escuchar a Carlos Chaouen...




"Qué te diría
Después de tantos años que me identifican
Tras algunos colchones de casas ajenas
Y desayunos con otras en camiseta


Qué te diría
Después de los partidos de cada domingo
Fui más cauto en el ilusionismo
Y la avería del mundo sigues sin vida 


Te diría que tengo los zapatos sucios
El alma desangrada de tantas mentiras
Te diría que tengo sólo el tiempo justo
Sin embargo tengo todo el tiempo del mundo


Dame la mano que contigo es más llevadero
Este camino que conduce del cielo al infierno
En mis descuidos no me tomes muy en serio
Dame un papel protagonista en tus sueños


Qué te diría
Despues de las palabras detrás de la hoguera
Algunos revolcones en otras melenas
y canciones sonando en cada estrella


Qué te diría
Que a veces me pierdo en mi fantasia
Y me gustan los bares donde se hace de día
Y los amantes que buscan las esquinas


Te diría que tengo las manos cansadas
Pero las tengo a punto para otras batallas
Te diría que tengo sólo el tiempo justo
Sin embargo tengo todo el tiempo del mundo


Dame la mano que contigo es más llevadero
Este camino que conduce del cielo al infierno
En mis descuidos no me tomes muy en serio
Dame un papel protagonista en tus sueños


Dame la mano que contigo es más llevadero
Este camino que conduce del cielo al infierno
En mis descuidos no me tomes muy en serio
Dame un papel protagonista en tus sueños".




P.D. Katherine Herpburn (que digo yo que no necesita presentación).

9 perdidos en el laberinto:

guille dijo...

Una putada con todas sus letras lo de la antiguedad.

A mi me salieron todas las fechas cuadradas a mi favor, un compañero mio por quince dias tuvo que esperar un año.

Que tengas suerte y te salga lo que pidas.

Vir dijo...

Yo, como soy interina, no tengo que preocuparme de esas cosas, mi puesto es perpetuo hasta que alguien decida lo contrario. Y,créeme, tardarán.

No viene a cuento, pero lo digo. Eres preciosa.

Aida dijo...

Tineo y Cangas ni se te ocurra, es el fin de civilización... Mira que a mí me gustan los lugares apartados pero aquello es demasiado para cualquiera...

Daeddalus dijo...

Guille: Son las reglas de juego. Ya me llegará, cuando sea yo la que tenga más antigüedad que nadie. Pero mientras tanto la ilusión de que la posibilidad esté ahí no me la quita nadie.

Daeddalus dijo...

Vir: Pues yo sintiéndolo en el alma si lo consiguiera sería "echando" a algún interino o interina...

¿Tan horrible es la plaza que ocupas?

No viene a cuento, pero gracias, jajaja, y no, no lo soy, y ni siquiera lo aparento.

Daeddalus dijo...

Aida: Oviedo u Oviedo, aumque tampoco me importaría Gijón... y eso por no plantearse irse más lejos, pero eso sí, dentro de los límites de la civilización.

Vir dijo...

No es horrible, tiene sus momentos. Me lo paso bien, pero trabajo más de lo debido. De todas formas hoy tengo el día quejica, la fiebre, así que no me hagas mucho caso. El trabajo es solo la parte del día que sucede antes de que comience mi vida.

Por lo demás, como es mi perspectiva, decidiré yo, ;)

Flor de té dijo...

Mi madre es especialista en poner velitas. ¿le digo que proceda?.
Besos!!!

neira dijo...

escojo esta entrada para despedirme... no por la entrada sino por la fecha...y me despido por un tiempo de tu maravilloso blog, digan lo que digan esos anónimos que mal te quieren...espero volver a leerte y no perder tus palabras de vista mucho tiempo... me ha encantado viajar entre tus historias... un beso infinito...

Related Posts with Thumbnails