martes, octubre 12, 2010

Pierdo la razón si hablo, pierdo los años si callo*




"There's a seat on the corner. I keep every night
wait til' the evening begins
and I feel like a stranger from another world
but at least I'm living again..."




Hoy no ha sido un buen día, tampoco malo, supongo... perezoso, sin motivos ni consecuencias. Para no perder las buenas costumbres me he comportado como una imbécil, he hablado más de la cuenta y no he sabido callar a tiempo; he tenido ganas de llorar pero finalmente me he contenido manteniéndome alejada de las no menos de cien canciones que me ponen triste, muchas de las cuales me hacen acordarme de ti. He tenido un par de conversaciones interesantes, una dudosa autoinvitación, una confesión forzada y otra inesperada que me ha subido dos enteros mi autoestima más frívola; me he enterado de que tengo un lector olvidado, carabanchelero y arrabalero para más señas (hola J.); me he puesto a escuchar a Muchachito, que no sabía que existía y al que me presentaron el sábado pasado en un garito  de la Latina bajo el nombre de Jairo, dos sonoros besos y una hermosa sonrisa; prácticamente no he comido, creo que entre la mierda ésa del hierro que me quita las ganas de comer, el eutirox y la falta de sueño he bajado dos kilos en este comienzo de semana, bien perdidos sean; me he quemado las manos con decapante, consejo gratuito, no se pongan a hacer manualidades con guantes comprados en el bazar chino más próximo a su hogar; me he enfadado, gritado y reconciliado conmigo misma; he conseguido sonreír, aunque creo que no me he reído en todo el día; tuve una llamada de teléfono que no llegó a los tres minutos, de mi madre, para preguntarme algo que ya he olvidado; me he enamorado, una vez más, de una canción; y sigo sin querer renunciar a mi sueño chiquito, y quiero que todo siga como hasta ahora, y quiero volver a perderme en tus ojos de un color que no sabría definir, y quiero volver a ver tus sonrisas y a saber de ti y a escuchar tu voz y tu ligero acento... puede que no me lo merezca, pero no quiero volver a ser una extraña para ti, no ahora que te acabo de encontrar.










P.D. Dorothy Malone






*Alejandra Pizarnik

1 perdidos en el laberinto:

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Te sigo desde hoy porque me ha encantado tu texto, tu blog y tu selección musical. Me has removido. Y me has hecho sonreír.
Un beso.
LADY JONES

Related Posts with Thumbnails