jueves, octubre 14, 2010

La vida sin usar (V)




Esta mañana no tenía que ponerme. El abandono de la rutina es lo que tiene, la ropa sin planchar amontonada y el desorden de haberme acostado ayer a las tantas, leyendo a Daniel Davies, "La isla de los perros"... entre otras cosas. Y como hoy tenía una historia de ésas importantes en las que toca aparentar formalidad y seriedad, acabé sacando del fondo de armario el LBD que nunca me pongo y haciendo malabarismos para encontrar zapatos y algo de abrigo a juego o que al menos no desentonara en exceso. Hasta me peiné, moderé el uso del eye-liner y tiré de iluminador y corrector antiojeras. En definitiva, parecía una persona respetable y podía mimetizarme con las señoras lacadas que a tempranas horas desayunaban en la confitería Santa Cristina. De hecho me encuentro con alguien que me mira de arriba a abajo y de abajo a arriba, aunque si se sorprende de no verme en vaqueros no dice nada, de naturaleza discreta, pues. Más bien me pregunta qué hago a las diez de la mañana de un día laborable delante del escaparate de Mango, tan lejos de mi territorio laboral. Para su desgracia yo no tengo que preguntarme lo mismo, porque desde hace un par de meses está sin trabajo, así que hablamos de ofertas laborales, de hacer las maletas, de oposiciones y traslados. Y se une a la conversación un conocido suyo que se había quedado unos pasos atrás hablando por el móvil. Presentación, los dos besos de rigor, y la típica conversación que no va a ningún lado, aunque en este caso nos llevara a ambos, de forma que aún ahora no comprendo, hasta una mesa del Rialto delante de un chocolate y un cortado.

Y comenzamos a hablar de libros, de canciones y de películas. Y hasta de Tristán e Isolda, y el tío va y se sorprende cuando mezclo el rock con la ópera, como si fuesen incompatibles y una chupa de cuero no pudiese colocarse encima de un Little Black Dress. Y seguimos hablando y él dice que no le pegan algunas de las cosas que digo, que tengo un aspecto demasiado clásico, que cómo va a gustarme Loquillo si acabo de confesar que mataría por un Birkin, aunque yo no acabe de entender muy bien qué tendrá que ver lo uno con lo otro. Y cada vez que abro la boca para contar algo nuevo me da la impresión de que el piensa que vuelvo a contradecirme, cómo va a ser  Bruce la banda sonora de mi vida si canto por la Jurado en la ducha. Cómo voy a ser tímida si no tengo complejos en reconocer lo que reconozco. Cómo voy a tener sobre la mesilla de noche a Antonio Gamoneda, a Don DeLillo y a "Juego de Tronos", cómo puede gustarme "Mad men" y no perderme un capítulo de "Gossip Girl", o que no me maquille pero no salga de casa sin mis pendientes y mi rímmel, o me gusten las playas en invierno, la soledad de los bosques y el gentío de las grandes ciudades... Intento hablarle de Jesús Lizano y sus personas curvas, pero sé que ya es tarde, que se siente desconcertado porque no ha podido clasificarme, porque a mí me gustan las personas que se contradicen, los tímidos que salen respondones, los chicos tristes que sonríen, los que no saben que decir y por tanto hablan mucho y muy deprisa, los que se disfrazan de seriedad, traje y corbata para ir a la oficina, los guapos aunque la belleza esté en el interior, los macarras educados que tienen que morderse los puños cuando se sienten agraviados... Y me acuerdo de ese tipo de la biblioteca con el que siempre intercambio algo más que un saludo porque nunca se sorprende que lea a Thomas Mann al mismo tiempo que "Crepúsculo". Y pienso que es una lástima que lleve alianza de casado junto a sus pulseras de cuero.




[Últimamente le estoy comenzando a caer bien a demasiada gente, y eso me preocupa.
No estoy acostumbrada a gustar, lo confieso, y me desconcierta un poco eso de que te digan que eres encantadora, o como dicen en Asturias, qué maja eres.
Básicamente porque cuando alguien te dice algo así, y hablo del género masculino, bien sabemos que no te van a besar.
Y porque tenga su gracia, tanto gustar y no hacerlo a la única persona a la que me gustaría, aunque ésa sea otra historia]








"Hey it's me what a big surprise
Calling you up from a restaurant
Around the bend
Just got in from way up North
I'm achy and tired now
And I could use a friend
I'd be a fool
To think that you do
Want to see me again

I Know it's been awhile since I talked to you
Nothing wrong
Just nothing ever goes as planned
Many times I thought I'd call
Didn't have your number in my hand
Oh, I know it's true
You'd never do
The same thing to me

I never meant to make you cry
And though I know I shouldn't call
It just reminds us of the cost
For everything we've lost
Bad timing that's all

And maybe soon there'll come a day
When no more tears will fall
We each forgive a little bit
And we both look back on it
As just bad timing thats all

Used to have so many plans
Something always seemed to turn out wrong
Never could catch up to you
Moving on and doing all you've done
I don't know why
The harder I try
The harder it comes

I never meant to make you cry
And though I know I shouldn't call
It just reminds us of the cost
For everything we lost
Badtiming that's all

And maybe soon there'll come a day
When no more tears will fall
We each forgive a little bit
And we both look back on it
It's just bad timing that's all

We each forgive a little bit
And we both look back on it
It's just bad timing that's all".



P.D. Simone Simon

6 perdidos en el laberinto:

Dara Scully dijo...

cuando gusto a todos menos a quien quiera se me ponen morros y poco a poco voy dejando de gustar. es un poco mierda si lo piensas, la verdad.



(tres cosquillas
en la nariz)

Nebroa dijo...

Y tú, te gustas?

Daeddalus dijo...

Hoy sí... y creo que mañana también...

AN... dijo...

Si todo el mundo opina que eres una mujer encantadora, pero el único que no opina igual es tu pareja , el problema esta en vosotros ... Tu porque no te valoras lo suficiente y te duele , que el no te valore , y el porque no ve tu potencial ....
Siempre queremos a quien no nos quiere ....es defecto de fabrica los seres humanos somos así ...

Nebroa dijo...

Vamos bien entonces :)
Querer gustarle a esa persona... te has parado a pensar lo peculiares que somos? Cómo podemos dejar en manos de otros gustos nuestros estados de ánimo? A mí me parece tan curioso que debido a mi mente analista, me empeño en entender de dónde surge esa cutre tarea nuestra de no sentirnos bien porque otro (sólo uno en el mundo!!) no sienta por nosotros. Es o no es genial esto de vivir? :s

chicodelabolsa dijo...

Eres la mujer en la que se combina lo nuevo y lo viejo. Para animarte te diré que no creo que seas encantadora o maja, sino atractiva, pues mezclar lo viejo con lo nuevo suele dar lugar a mezclas de lo más interesante.

Por cierto, me encantan las motos con sidecar. Interesante canción.

Related Posts with Thumbnails