domingo, septiembre 12, 2010

Vértigo







Que seas de azufre... y tu cuerpo sea de llamas
sobre un cuerpo de agua...





Aunque sepa, una vez más, que me estoy equivocando...



Quería ir al cine, pero no me apetece volver a conducir hoy, el cine más cercano en esta ciudad está a  15 minutos  (en coche). Me he puesto a leer, esta mañana me compré dos libros por 2 euros, en realidad iban a ser tres, pero el vendedor me miraba con cara rara y dejé  "El amante de Lady Chatterley". No me concentro, me pongo a ver una serie, me levanto a los diez minutos. Tengo que planchar, la pila de ropa es inmensa y aunque nunca planche los vaqueros  si no lo hago mañana no tendré nada que ponerme; y mañana tengo que ir vestida decentemente, tacones incluidos aunque tenga los pies destrozados; mi nula asertividad es lo que tiene. Tengo hambre , pero no quiero cocinar y tampoco quiero llamar al chino por quinta vez en esta semana (aunque su comida sea pésima yo soy omnívora). No me apetece estudiar; ni salir a la calle, está medio lloviendo;  ni meterme en la cama a dormir la siesta; ya he limpiado el baño; he tarareado cinco canciones; escrito toda esta sarta de tonterías  aquí; he abierto el Facebook y sigo sin saber para qué sirve ; nunca veo la tele; no tengo con quién hablar; no quiero beber a solas...

sí, decididamente prefiero,  pese a todo, equivocarme.


No quiero que mis domingos, no quiero que mis días, sean así...

6 perdidos en el laberinto:

Anto dijo...

Dudo si eres la de la foto. No sé por qué. De todas formas me gusta. Tiene cierto aire oriental. Será por el recogido del pelo. No diré más.

Anto dijo...

Y si no vale la pena equivocarse, no lo hagas.

Susana Terrados Sánchez dijo...

Querida Daeddalus, hay veces que nos sobran los domingos lluviosos que dan vértigo.
Si no es mucha indiscrecion: ¿porqué Daeddalus? Tal vez ya lo has comentado o tal vez no quieras...es bonito el nombre pero me puede la curiosidad.
Besos.

MK42 dijo...

...desde algún lugar del Sur, en una casa grande que mira a las marismas y los pinares, al Occidente por donde el sol aún se resiste a ponerse, sólo para decirte que me gusta como escribes. Paseo por tu blog como un navegante sin rumbo, perdido, naufragando en la red este domingo como tantos, que transcurre despacio, como un viejo tranvía herrumbroso de Lisboa, y silencioso pese a las voces insoportables del dolor físico o del otro, que al fin y al cabo son la misma cosa ... y me seduce el metal tranquilo, el humor amargo de tus palabras. Estoy en la red, en fibrodiariosur.blogspot.com, pero no me visites, no es muy divertido... te agrego a mis favoritos sin saber bien por qué... será porque esta tarde he compartido contigo el café que reposa en mi mesa, ya vacío como un recuerdo o un amor pasado, dejándome acompañar por tu prosa provocadora. Te descubrí hace algunas noches, y creo que he vuelto a tu página para quedarme, como un cautivo agradecido a mi portátil por haber encontrado entre tanta nada una voz propia cuyos matices y sutilezas aún desconozco. Mi nombre, de momento, es MK42, y para volver a tu blog, me sobran los motivos.

violetazul dijo...

Supongo que no es consuelo, pero mi domingo se parece bastante al tuyo, y yo tampoco quiero que sigan siendo así... el problema es que no tengo claro tampoco cómo quiero que sean..
Y si tuviera la posibilidad de eliminarlos del calendario?
Besos!

guille dijo...

Hablaria contigo, para eliminar una de las cosas negativas que te apesadumbran este domingo.

Rebelate. Cambia tus dias. Haz algo que no sea lo previsible.

(Y aprende a decir no. Aunque intuyo que los tacones te quedan bien).

Related Posts with Thumbnails