jueves, agosto 12, 2010

Los libros son para el verano


"Miró de nuevo a su alrededor.
La lluvia había dibujado un reguero en la maraña de un zarzal, un brillo de plata que descendía hasta el fango del sendero.
El agua era muy trasparente y muy limpia. Se echó la carabina al hombro y regresó despacio a la guerra."



Leo "Paz", de Richard Bausch. Libró que ganó el 'Dayton Price', curioso premio que tiene por objeto destacar el pacifismo de una obra literaria. Un género que a mí se me antoja algo difuso; si me pidieran nombrar tres novelas, tres alegatos sobre la paz; creo que sólo sería capaz, a bote pronto, de nombrar dos, y una con ciertas dudas. "Adios a las armas", de Hemingway; y "La tregua", de Primo Levy (las dudas son sobre esta última). Aunque obviamente haya muchas más.

"Paz" es una novela tan corta, casi, como su título. Podría devorarse, más que leerse, de un tirón; si no fuera porque resulta tan opresiva, que al menos yo, cada cierto tiempo, tenía que dejar de leer.

Un argumento muy simple desarrollado en una sola e interminable noche. Tres soldados norteamericanos, casi adolescentes, realizando una misión de exploración en la Sicilia a punto de ser abandonada por el ejército alemán en 1944. No hay consignas, ni banderas, ni ideologías. Sólo confusión y deriva. Presente siempre el miedo, fundido en negro. Hielo y lluvia omnipresentes.

Comienza la novela, y esto no es un 'spoiler', con un asesinato. El sargento nortemericano mata a bocajarro a un soldado alemán y a una mujer que le acompaña. El soldado alemán va armado y antes de morir dispara; mata a dos de los soldados norteamericanos. La mujer, una prostituta, va desarmada; su única defensa, las palabras. Grita, supongo que insulta, en alemán, y recibe un disparo en la cabeza. Eso es la guerra, ¿no?

4 perdidos en el laberinto:

Reinadelmango dijo...

Has sido un verdadero descubrimiento. Estoy aprendiendo muchuas cosas en tu blog. Gracias por tus recomendaciones.

Daeddalus dijo...

Gracias a ti...

Conguito dijo...

Yo estoy peleándome con Thomas Mann este verano, a veces me gusta... a veces lo odio. Este que propones se va directo a la lista de lectura. Gracias.

Besos

silvo dijo...

En el fondo cualquier libro que hable da la naturaleza, o de buenos sentimientos es un libro de paz, nadie quiere destrozar lo que ama, saludos

Related Posts with Thumbnails