miércoles, agosto 25, 2010

Algún día yo también seré insoportable


Lo que tiene trabajar con hombres, bueno, en realidad trabajar con hombres tiene muchas cosas, algunas de ellas hasta buenas, es que, en demasiadas ocasiones, te conviertes en testigo incómoda de conversaciones que no deberían de tener lugar ante de una dama tan decente y apocada como yo.
Mis estimados colegas le tienen especial querencia a diseccionar diariamente tres temas en concreto. A saber, la actualidad portada de los periódicos, el fútbol (y si no es temporada liguera poco importa, siempre habrá otro deporte u otro fichaje o las últimas declaraciones de Maradona) y las mujeres, especialmente las propias. Aunque de cuando en cuando alguna que pasa por Coronel Aranda se lleva una buena ración de miradas y comentarios, no siempre positivos y halagadores. Véase el ejemplo de esta mañana: "¿Ésa que va, a trabajar al polígono?".
Y claro, una se ve en medio de una conversación del tipo "mi mujer estos días con la regla está insoportable", "mi mujer está en casa de mis suegros y está insoportable", "mi mujer se ha ido de vacaciones con los niños y sin mí y está insoportable", "mi novia quiere que nos compremos un piso y está insoportable"... y qué quieren que les diga, que yo no tengo nada que añadir a eso. Los demás, en cambio, sí, porque parece ser que sus mujeres son tan o más insoportables. No importa, ya me meten ellos en la conversación: "Dae, ¿tú cómo haces las lentejas?, que las lentejas de mi mujer son insoportables." Y claro, una duda, ¿eso me lo preguntas porque estoy presente o porque soy la única mujer presente?. Porque si es por lo segundo, puedo volverme tan insoportable como todas vuestras mujeres juntas.
Generalmente sonrío educadamente y me dedico a lo mío, al menos en la medida de lo posible, que todo hay que decirlo, es muy poco posible.
Cuando hablan de las ajenas tampoco es que mejore la historia. No sé, se me viene a la memoria, por ejemplo, el otro día, Elsa Pataky y lo buena que estaba Elsa Pataky, y lo guapa que era Elsa Pataky y el culo de la Pataky y hasta las témporas de la Pataky. ¿Y saben lo que a mí me apetecía decirles? Pues que sí, que estará buena, y que será guapa y todo lo demás también, pero que lo que es en realidad, es la tía con menos de 40 mejor operada de España. y lo suyo no sé si tiene mérito porque antes de los 25 ya debió de pasar por el quirófano. Por qué se me ocurriría a mí abrir la boca, ya saben, que si la envidia fuera tiña, que si la abuela fuma en pipa... es que no aprendo, a las guapas no se las puede criticar. Vamos, que si digo que Rossy de Palma es una mala actriz, todos de acuerdo. Si digo que Penélope Cruz sólo sabe hacer de Penélope Cruz, una envidiosa sin remedio es en lo que me convierto.
En definitiva, ellos están acostumbrados a criticar, cuestionar, juzgar y calificar a toda fémina que se les cruce, real o figuradamente; pero a mí que ni se me ocurra decir que vi "Australia" 3 veces y "Van Helsing" 2, sólo por ver al amor de mis amores (platónicos, obvio); que me miran todos con cara de: chica, eso no va contigo. Aunque con ellos si vaya contar la cantidad de veces que vieron "Lucía y el sexo" o la última de Médem, por idénticos motivos y que nada tienen que ver con la cinefilia.
Así que en esas estábamos esta mañana. Hablando de vacaciones, vuelos y Bruselas, acabamos en los controladores. Juro que no dije nada malo de ellos, a mí como colectivo me caen estupendamente, claro, como a todos; y como particulares, como sólo conozco a una, y ya me caía fatal antes de ser controladora, no cuenta (que eligiera precisamente esa profesión tampoco ayudó mucho, siendo sincera).
¿Y qué asociación mental-visual-emocional puede hacer una romana como yo al oír la palabra controladores? Sí, lo han adivinado, César Cabo, el controlador más sexy del mundo mundial. Y por vez primera soy yo la que digo algo así como que el conflicto de los controladores me la trae al pairo porque a mí lo único que me importa es que el tal César Cabo está muy bueno. "Pero Dae, ¿qué dices?", me dicen todos al unísono sorprendidos ante mi pérdida de compostura. Claro que hay algún despistado que pregunta: "Y ése, ¿quién es?"...
-"El chulo ése que salió en 'La Noria.'
Todos asienten y afirman y descalifican. Pero obvio, a mí no se me ocurre que a toda esa panda de cuarentones la envidia les corroe por momentos. No, para nada, no soy tan simple; y no digo que ellos lo sean.
Encuentro comprensión en la media hora (40 minutos largos, que es agosto) de café (para mí coca-cola light) con las féminas circundantes. Ellas sí saben quién es Cesar Cabo y no opinan que sea un chulo, sino un chulazo, que no viene a ser exactamente lo mismo. Y como nosotras no somos tan simples (no digo, reitero, que ellos lo sean) en lugar de pasarnos diez minutos repitiendo en todos los idiomas que conocemos y en todo los vocablos posibles lo bueno que está el romano en cuestión y todo lo que le haríamos o nos dejaríamos hacer (bueno, no voy a mentir, lo segundo sí), tratamos de dilucidar por qué de repente este tío nos gusta tanto y a todas.
Yo solita he llegado a la conclusión y así lo he expuesto, que estando como estamos en un estado absoluto de decadencia moral, educacional y hasta afectiva, aparece un tipo tan aparente como él, con aspecto de tipo sano, educado, bien vestido y sin estridencias (ni piercings, ni tatuajes -al menos no a la vista), sin haberse depilado las cejas (alguien debería decirles que Fonsi Niego NO es un ejemplo a seguir a menos que quieras parecerte a Naty Abascal), ni teñirse el pelo con mechas (Guti tampoco es un ejemplo), capaz de hilvanar más de dos frases coherentes, ¿he dicho educado? y además guapo, que es lógico que el inframundo televisivo le eleve a los altares. Yo por mi parte ya le he reservado un huequito en el mío particular, ha desplazado hacia la izquierda al mismísimo David Cantero.

P.D. Frances Dee

8 perdidos en el laberinto:

guille dijo...

Es guapo.

Es mucho mejor que la media de lo que aparece en la tele. (yo solo lo he visto en fotos).

Las conversaciones de personas que se quejan de quien con ellos viven solo demuestra su incapacidad...para buscar algo mejor...que seguro no tienen nivel para conseguir.

Se ouede criticar a las mujeres guapas, pero nunca por se guapas (eso quisieramos todos, ser atractivos a mas no poder) sino por algo criticable.
Las dos mujeres que nombras no han estado nunca cerca de ser interesantes para mi.
Me quedo (por dar pistas) con la Diane Lane de la actualidad (a los 19 y primeros 20 no me gustaba nada).

Todos podemos ser insoportables. Aunque me parece que a ti te costaria bastante.

Daeddalus dijo...

Cierto, todos, llegado el momento y dándonos el tiempo, las razones y los motivos necesarios podemos ser absolutamente inaguantables. Y te aseguro que yo en eso soy como el resto.

Cuando hablo de críticas a las mujeres guapas es decir que Sara Carbonero es una mala periodista (en realidad ni siquiera es periodista) y te contesten que lo tuyo es envidia.

P.D. Es que Diane Lane es/está estupenda (es lo que tienen las pelirrojas).

Mr. Rific dijo...

¿Si seremos insoportables?
Supongo que llega un momento en que quien convive contigo ya ha visto todos los trucos que escondes en la chistera... sin embargo puede que para quien nos observe desde cierta distancia conservemos algo de atractivo.
¡Habrá que consolarse de alguna manera!

P.D: coincido con tu análisis sobre "Pé"

Anónimo dijo...

le he dicho que no tengo piercings ni tatuajes, que no me depilo.
y se decir desde preescolar
mi mama me mima mucho.
mi papa fuma en pipa.
¿algún día me explicaras quien es la escafandra? por que no se quien es.

Daeddalus dijo...

Entonces habrá que cambiar de trucos, o de chistera.

Daeddalus dijo...

Patti Scialfa, señora de Springsteen.

un completo gilipollas dijo...

No sienta envidia de la Pataki... usted está mejor (al menos en mis sueños)

Siempre suyo
Un completo gilipollas

PazzaP dijo...

Dadas las connotaciones de escafandra, me pregunto si lo de la señora de Bruce funciona como protección deseada o como tapón indeseable. Palabra que no sé nada. Es por respirar el espíritu que hay, y esto no es ironía.

Confieso que no conocía al señor Cabo. Se comprende la atracción que despierta. Me ha gustado ver cómo asoma con sutileza su lado Hyde...

http://www.youtube.com/watch?v=XLZrsk_y2m0

La verdad: creo que a los guapos pese a las ventajas, no les debe resulta nada fácil manejar su belleza con sobriedad y elegancia.

Entiendo de todos modos, que en ciertos contextos de necesidades, lo que digo importe una higa; porque sí, porque seguramente mirarlo en la intimidad e imaginar que "toca" del mismo modo que inspira, sea divino; mas está por ver si en el manejo que apuntaba, el de su belleza, sabría compartirse como Dios manda. Que ya sabes que no es oro todo lo que reluce. O sí, no sé...

Related Posts with Thumbnails