domingo, junio 27, 2010



De un tiempo a esta parte todo el mundo me acusa de envidiosa y rastrera. Parece que sólo se puede criticar a las feas (Barbra Streisand es una petarda), porque es mentar a Shakira o a Sara Carbonero, por poner dos ejemplos, y ya se me acusa de caer en la envidia. Y vale que la segunda es monísima y la primera pone en movimiento músculos que la común de los mortales, o sea yo, desconoce poseer; pero eso no es óbice para tener una opinión negativa sobre ellas. A mí Gene Tierney siempre me ha parecido el animal más bello del mundo y nunca la he envidiado (¿qué vería en Oleg Cassini?)...

8 perdidos en el laberinto:

Sonix dijo...

Pues yo no te llamo envidiosa ni ¿rastrera? (madre mía, cómo está la gente), porque a mí también me caen como el culo. A Shakira no soporto escucharla cantar porque me parece que tiene una voz horrible, y Sara Carbonero, aunque muy mona ella, me parece pésima como periodista.
(Aunque madre mía, Gene Tierney sí que es guapa, pero guapa de verdad)
Un beso!

pecadocapital79 dijo...

Me gusta mucho tu blog no lo conocia.

Vendre a menudo.

Un SALUDO.

Un paseante dijo...

Snif. Ya nadie se acuerda de Ava Gardner.

Anónimo dijo...

Teniendo en cuenta lo fea que eres, es lógico que piensen que tu inclinación sea la envidia más que otra cosa.

Daeddalus dijo...

Supongo que me gano los calificativos a pulso, pero juro que no es envidia. Yo no me cambiaría por ninguna de las dos. Por Gene Tierney (o por su belleza), sin dudarlo.

Daeddalus dijo...

Muchas gracias. Siempre bienvenid@. Devuelvo la visita.

Daeddalus dijo...

Paseante, es que a mí nunca me pareció el animal más bello del mundo.

Daeddalus dijo...

Puedes hacerlo mejor estimado Anónimo.

Related Posts with Thumbnails