lunes, agosto 10, 2009

Fernando y el sexo


Mi Fernando (Sánchez Dragó) siempre ha apuntado maneras. Extracto de lo publicado hoy en El Mundo… como para no declararse fan irredenta de su persona.

El artículo completo acá, y más abajo, algunas perlas:

[…]

- ¡Pero si yo nunca he tenido ese problema! Tendría, en todo caso, el contrario, y ahora, con la edad y lo del tantra, más aún. ¿Quieres matarme por agotamiento? ¿Quieres que hinque el pico sobre una chavala después de tirarme ocho horas dale que te pego?

- Pues ahora que lo dices… ¡Menudo notición! Seríamos los primeros en darlo. Bueno, déjate de historias. ¿Aceptas o no?

- Si me pagáis una puta de lujo...

[…]

Tanto más cuanto que a estas alturas de mi ancianidad, para levantar el ánimo y otra cosa una vez a la semana, porque de ahí no paso, me enjareto una galleta María (sí, sí, María… Ya saben), una petaca de whisky, media dormidina y 10 miligramos de Cialis.

¡Menudo mejunje! Eso sí: mano de santo. Resisto dos o tres horas con la bandera izada.

[…]

Por cierto, y a propósito del Cialis (que es un remedio para la disfunción eréctil similar al Viagra y al Levitra)… También me tomo, aparte de los 10 miligramos en situaciones de emergencia, una dosis de mantenimiento de cinco miligramos al día. Eso sirve para estar en permanente situación de ataque. ¿Pasa una gacela? Pues el tigre se abalanza y la adentella. ¿No pasa? Pues tan tranquilo.

[…]

¿Viejas? Sí, como yo, que lo soy verde, y por eso me gustan las jovencitas. Bueno, por eso, no, porque también me gustaban cuando era un mocito barbero. ¡Qué le vamos a hacer! Lo que es, es, aunque la corrección política, el feminismo, el Imserso, Bibiana y la ideología imperante se empeñen en lo contrario.

[…]

Tampoco me voy a ir de putas, porque me meterían prisa, y se trata justamente de lo contrario. Hacer eso, además, es ahora deporte de mucho riesgo. Lo mismo aparece una lechera (no es alusión) y acabas en el trullo. Con Franco tampoco ocurría eso.
Vuelvo a telefonear a Manu...

-Oye… ¿Y si me hago una manuela?

[…]

-Oye, Manu… Que yo, con 20 abriles, aguantaba otros tantos minutos y siempre he ido, en eso, al paso de la edad. Ahora puedo resistir 72, tirando a más, y tan fresco.
En fin...¡Allá que voy! ¿Dónde? ¡Pues a un club de intercambio de parejas! Más estímulo no cabe. Es un plus. Es un extra. Es llegar y besar el santo (y otras cosas), aunque no abunde allí la santurronería.

¿Digo a cuál? ¿Y por qué no? Al mejor de Madrid, por supuesto, que tiene además dos ventajas: no me cobra, por ser parroquiano relativamente asiduo, y no me exigen que vaya acompañado.

[…]

Veni, vidi, vici. Siempre cumplo en las orgías. El gatillazo, en tal circunstancia, es imposible. ¡Hasta en el túnel de Raymond Moody se me empinaría!

Ya sé, ya sé que soy un desvergonzado, un depravado, un libertino, un pervertido, un promiscuo, un todo a cien, y que si la lujuria es culpa, me condenaré por ella.

[…]

5 perdidos en el laberinto:

Pele Ón dijo...

A estas alturas ya deberías conocerlo, no se lo ha callado nunca. Otra cosa es que el periódico lo busque para que lo firme.
Cunando le dió el infarto, dejó el cialis, pero... "all that jazz"

Daeddalus dijo...

Puede que sea políticamente incorrecto, y lo que me importa, pero yo adoro a Fernando Sánchez Dragó, y es un amor que viene de largo, desde los años del milenarismo??.

Anónimo dijo...

PERDONA, YO lo odio, un tio egocentrico, que piensa que tiene la verdad de todo, fantasma , mete patas, y ahora con su edad, pues un poco abuelo cebolleta, contando las batallitas para jovenes los de antes y para viejos los de ahora

Bluess Swing dijo...

Es el segundo post que leo por este artículo, al final consigue lo que quiere , su minuto de gloria...no me ha gustado nunca...todo fachada ¿no?

Fiebre dijo...

Autobiografía:
Recuerdo que leí algo de él, y un día, hace muchos años, lo reconocí en las escaleras del C.I de Málaga cuando volvía (creo) de firmar libros.
Entonces, yo era así como bastante "potable", la materia no había degenerado aún.
No soy dada a abordar a ningún famoso, y no lo hice. No hizo falta.
Aún me pongo roja, (como mi atuendo de ese día, fíjate si me acuerdo) al recordar su mirada y su discurso hacia mi persona. Iba en las escaleras mecánicas en dirección contraria.
En ese momento quise matarlo. Por cínico, por borde, por "viejo verde", por descarado, por faltón, por considerar que yo era "un trozo de carne". Porque era muy joven y me hizo quedarme muda.

Hoy en día me parto con sus cosas, si me pilla ahora ¡no veas la contestación y la partida de ping-pong mental!, lo presiento... en muchas (dejo política a un lado) experiencias vitales estoy de acuerdo con él y pienso que si fuésemos menos hipócritas,TODOS contaríamos una película parecida, vivida o deseada.
Pero no me puedo olvidar tampoco de que es un elefante en una cacharrería...

O sea, sentimientos encontrados tengo con este hombre.

Related Posts with Thumbnails