sábado, noviembre 08, 2008

Cómo duele


Te conseguí la luz del sol a medianoche
y el número después del infinito,
e instalé la Osa Mayor en tu diadema
y tú seguías ahí como si nada.

Endulcé el agua del mar para tu sed,
te alquilé un cuarto menguante de la luna,
y como buen perdedor busqué en la cama
las cosas que el amor no resolvía.


Y cómo duele que estés tan lejos
durmiendo aqui en la misma cama.
Cómo duele tanta distancia,
aunque te escucho respirar
y estás a cientos de kilómetros.

Y duele quererte tanto,
fingir que todo está perfecto
mientras duele gastar la vida
tratando de localizar
lo que hace tiempo se perdió.

Acabé con los jardines por tus flores,
inventé la alquimia contra la utopía,
y he llegado a confundir con la ternura
la lástima con que a veces me miras.

Qué triste es asumir el sufrimiento,
patético es creer que una mentira
convoque a los duendes del milagro
que te hagan despertar enamorada.


Cómo duele que estés tan lejos
durmiendo aquí en la misma cama.
Cómo duele tanta distancia
aunque te escucho respirar
y estás a cientos de kilómetros.

Y duele quererte tanto,
fingir que todo está perfecto
mientras duele gastar la vida
tratando de localizar
lo que hace tiempo se perdió.

Por qué nos duele tanta distancia,
fingir que todo está perfecto
mientras sientes que te duele
gastar la vida durmiendo aquí en la misma cama.

Cómo duele…

Ricardo Arjona

Para yo, mí, me, conmigo...



5 perdidos en el laberinto:

El caminante dijo...

Estar acompañado y estar sólo, que triste y que duro...

Un saludo

Necio Hutopo dijo...

No, Arjona no... por favor

Daeddalus dijo...

Sabía que dirías eso... lo sé, soy una hortera... pero puedo ser aún peor.

Guri dijo...

Llevo toda la noche escuchando esa canción para no oír como ganan los silencios...

a veces es peor el remedio que la enfermedad ;)

saludos ^^

Daeddalus dijo...

A veces los silencios pueden ser atronadores...

Related Posts with Thumbnails