miércoles, enero 16, 2008

Pasos en el tiempo




"De qué me sirve tu cuerpo,


si lo administras con saldos de lo que quieres darme,


de qué me sirve tu boca,


si se te caen los besos y los recojo humillado."




Ricardo Arjona


Fue un tipo de esos de los que creí estar enamorada (ahora sé que eso no fue amor). Uno de los dos importantes a nivel erótico sentimental, más lo primero que lo segundo. El primero y único que me dejó por “otra”, aunque luego a esa “otra” la dejara por “otra” y a esta tercera otra por otra “otra”. A partir de la cuarta le perdí la pista a sus “otras”, que no a él, puesto que dejaron de ser amigas y/o conocidas (detalle agradecido en su momento) aunque me consta que aún hoy, pasado cierto número de años, sigue cultivando con fruición la colección de “otras” y la práctica de la monogamia sucesiva con breves lapsus de tiempo donde no lo es tanto, sucesiva, digo.


Nos cruzamos esta mañana bajo una infame tormenta y lo que fue no será jamás, como si nunca hubiese sido, perdidos entre el tráfico y la niebla, helados los pies.


No sé si alguna vez lo hicimos, pero desde luego hoy ya no nos necesitamos... y yo sigo festejando.

6 perdidos en el laberinto:

El lenguaraz dijo...

No entiendo cómo nadie ha dejado comentario en esta entrada; la poesía es muy bella y certera; el post a continuación, no le va a la zaga.
¿Será porque al ver la foto todos tuvieron una urgencia imperiosa?; la próxima, ponga una foto del pato Donald, que la peña es cerda (maléfica dixit), pero no para tanto.
Espero que no se ofenda por una corrección que voy a hacerle; "lapso", significa: espacio de tiempo; y aunque es muy habitual leer: "lapso de tiempo" es un error y una redundancia

Daeddalus dijo...

No soy excesivamente buena exponiendo ideas y por tanto resulto en ocasiones involuntariamente críptica, monsieur Lenguaraz, pero le aseguro que sin ánimo de segundas intenciones la foto ha sido elegida cuidadosamente pues ilustra a la perfección el espíritu del post.
Por otro lado, lejos de la ofensa, me halaga su correción. Que alguien me lea ya es motivo de fascinación, ni le cuento el que alguien me deje un comentario.

P.D. Redundante, cierto, pero admitido por la RAE.

dEsoRdeN dijo...

Hace poco me pasó algo parecido, y uno se pregunta dónde va a parar todo eso que fue y ya no es. Es increíble cómo puede llegar a cambiar la química entre 2 personas en relativo poco tiempo.

Por cierto, felicidades por el ascenso! (¿Se puede concretar un poco más?)

PD: Ah, ciertamente, esa foto es sensualidad carnal pura y dura. Me ha gustado, claro

Anónimo dijo...

Buenos días, de nuevo,
Permitame amiga que este en desacuerdo con usted sobre un punto en concreto, es usted buenísima exponiendo sus ideas. Y además parece ser del tipo buen conversador, como me gustaría sentarme con usted a las orillas del parque San Francisco, mirando algo tan prosaico como el banco de España, y conversar sobre lo que usted guste...

Daeddalus dijo...

Estimado anónimo, sin menospreciar las incomparables vistas de la calle Toreno le aseguro que soy mucho más locuaz ante una buena cerveza que ante la visión, por ejemplo, de algo tan prosaico como el Banco de España.

Anónimo dijo...

Quien sabe, tal vez algún día pueda verla disfrutar de su cerveza, mientras yo disfruto con su conversación

Related Posts with Thumbnails