jueves, julio 26, 2007

Un día en el exilio



Me acabo de comer medio litro de helado de dulce de leche... Bien por mí... Hay días en los que es mejor no levantarse de la cama...

Me voy a escuchar a Rufus Wainwright que siempre me hace llorar... o tal vez a Boris Vian...

7 perdidos en el laberinto:

Anónimo dijo...

Si te sirve de consuelo yo ayer me pegué una buena panzada de tortitas con nata...

Daeddalus dijo...

No, no me consuela. En todo caso agradezco el detalle.

Anónimo dijo...

Bueno, me temo que hay cosas en las que nadie puede ayudarle a uno. Tan sólo estar ahí al lado. O encima y debajo, en este caso.

Daeddalus dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Oscar dijo...

Como es este Rufus... tienes un mal dia y el tio te lo remata.... animate mujer.... te contare una anecdota que me ha sacado una sonrisita hace dos minutos....

Estoy liado con el juego que te he dicho... estoy visionando Cocktail... ya sabes, Tom Cruise haciendo el ridiculo en un bar, recitando poesias chungas.... y ¿sabes a quien me encuentro de EXTRA? Y digo extra.... no secundario....

Al padre de Brandon y Brenda... sentadito en una barra de bar poniendo caritas de "quiero un papel" ;) que casualidades...


Comete el helado que queda y alegrate carafina

Evinchi dijo...

El helado y el chocolate son un medio consuelo delicioso. Luego cuando uno se sobrpone a la minidepre, llega la culpabilidad de la lorza (por lo menos a las que somos rellenitas).

Pero esos cinco minutos de paladeo dulce...puf. Que ricoooooo.

xienra dijo...

La de veces que Häagen y yo hemos llorado mano a mano...

Related Posts with Thumbnails