viernes, abril 20, 2012

En la vida hay tinieblas... tan cierto como la luz las disipa.





Siempre se dijo que "Drácula" de Bram Stoker era una mala novela (de un mal escritor que creó un gran personaje). Yo siempre sostuve que era una de mis novelas preferidas (la otra sería la "La isla del tesoro" de Stevenson).

Hoy se cumplen 100 años de la muerte de Stoker. Una excusa tan buena como otra cualquiera para recordarle. A él, a Mina, al Conde, a Jonathan Harker... Para cocinar un "Paprika-Hendl". Para entrar libremente y por mi propia voluntad en una casa ajena que tal vez algún día sea la mía, que tal vez me aporte parte de la felicidad que hoy ofrezco.


P.D. Bela Lugosi

5 perdidos en el laberinto:

Juan Antonio dijo...

Es una novela admirable. Tal vez sea que Stoker era un escritor peculiar que no encaja con ciertos estereotipos. Pero, a quién importan esas bobadas, no crees?

Vengan hoy las tinieblas, que ya llegará la luz.

de Bardot a Birkin. Firmado: Gainsbourg dijo...

Me encantó tu blog. Yo también pienso que Dracula y estas otras ''metamorfosis románticas'' son absolutamente sublimes. Besos

Sonix dijo...

Bah, ¿una mala novela? Ni de broma... es una novela creo que avanzada a su tiempo y a la que siempre he tenido un cariño especial.
Que descanse en paz el señor Stoker, y buen fin de semana!

Hund Dido dijo...

Todos somos un poco vampiros, el cuello es una debilidad del ser humano, nos gusta morder y ser mordidos y por otra parte si fuese una mala novela no seguiría viva tanto tiempodespués, o alomejor sigue viva porque es realmente una novela va`mpírica ;)

luchadora dijo...

Se cumplan 100 años o no se cumpla nada, siempre es un bonito día para recordar lo que se quiera y a quién se quiera, por otro lado ¿una mala novela? para gustos los colores, a tí te gustó y es lo importante.
Un saludo.

Related Posts with Thumbnails