jueves, julio 14, 2011

Tempus fugit



Esta mañana, mientras esperaba, yo siempre en exceso puntual, pensaba que si sumase todo el tiempo que he empleado esperando a otros que llegan tarde a la hora citada, tendría al menos para vivir en otra viva todo lo que no vivo en ésta.


8 perdidos en el laberinto:

Lunática dijo...

Creo que ese pensamiento lo he tenido yo también alguna vez... odio esperar a los demás!

saludos! =)

Lun dijo...

Nunca lo había visto así, pero si aplico tú regla de tres, viviré seguro más que en esta.

Saludos...

James Heaton dijo...

el tiempo se va, y el amor también... pero ella se queda!!!

Dr. Espinosa dijo...

Pues ahora haga la cuenta a la inversa, mire cuantas vidas le sobran a esos que llegan tarde.

Anónimo dijo...

quizas sea eso Dr Espinosa, los que no tenemos vida, la gastamos esperando a los que la tienen llenas de cosas interesantes.

Daeddalus dijo...

Las personas en exceso puntuales, las que llegamos siempre cinco minutos antes de la hora programada a donde sea, simplemente malgastamos dando paseos arriba y abajo o mirando escaparates, los cinco minutos de más y el cuarto de hora de media de retraso de personas que puede o no que tengan una vida llena de cosas interesantes, porque lo único cierto es que la impuntualidad las más de las veces lo que demuestra es desidia, ausencia de respeto por la persona que te estaba esperando o que te has quedado media hora más en la cama durmiendo y apagando el despertador.

:Isza: dijo...

Me encanto! y la foto es hermosa

saludos.

Centros de rehabilitación dijo...

Soy una persona que me molesta muchísimo esperar, me agota y lora dañarme el día completo y por consiguiente tampoco hago esperar a nadie.

Related Posts with Thumbnails