jueves, diciembre 09, 2010

Y que después me atracaran a la manera del poeta, tus labios, o la vida...




No sé porqué se me ha ocurrido pensar de pronto que me gustaría que alguien se tatuase algo en mi honor. No me refiero a mi nombre enmarcado en un corazón, aunque mi nombre sea cortito y mono y entrara perfectamente en un corazón de no exageradas dimensiones. Pero no, no pretendería que alguien tuviese semejante mal gusto, que los tatuajes deben tener su punto macarra, pero no hortera. Me refiero, no sé, a algo que hiciera referencia a mi persona, que cuando yo me fuera o me echaran, se quedara y no fuese tan incómodo testigo del devenir del futuro como esas tres letras.

Se lo comento a alguien, que me mira torciendo el gesto y restándome probablemente puntos del escaso crédito que aún debo tener, que ya debo de andar en negativos. Y no, yo jamás me tatuaría nada, le tengo demasiado miedo al dolor físico y a lo más que llegué fue a un piercing en el ombligo que hace bastante tiempo me quité. Pero no sé, sí, me gustaría, supongo, como me gustarían tantas otras cosas...



13 perdidos en el laberinto:

Anónimo dijo...

Mira tu nombre tatuado
en la caricia de mi piel
a fuego lento lo he grabado,
y para siempre iré con él.

Lo escribió Don Rafael y lo cantaba Doña Concha...

Es la primera imagen que me ha provocado este escrito.

Huntter.

Blogboreta dijo...

De pequeña no me gustaba nuestro nombre, quería ser Ana, y erre que erre que quería ir al cura a que me lo cambiara. Luego pasé al lado contrario, hoy adoro ese pequeño nombre de tres letras, me parece el más bonito del mundo, y no porque yo me llame así.

El día de mañana, espero que el aire susurre ese nombre a quien quede por aquí y provoque alguna sonrisa.

Respecto al tatoo, uf, llevo años deseando hacerme algo ( no muy difícil de adivinar visto mi historial) en el omoplato derecho, pero ese dolor del que hablas siempre me echa para atrás. :P

Un besito :*

neira dijo...

jeje, leo tu entrada y me sonrío... no, no es muy aconsejable, dicen que tatuarse el nombre de tu pareja no trae nada bueno y puedo asegurarlo pues en mi caso se tatuaron el mío y yo ya no pinto nada en esa historia... fue todo demasiada muestra de amor... jjj para nada... para que aún hoy siga paseando con mi nombre tatuado en su brazo y tal vez escondiéndolo cuando queda con otra... no sienta nada bien quedar con un hombre que lleva tatuado el nombre de otra mujer!!

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Tatoo mon epaule esta vous!

Anónimo dijo...

Hace poco quise saltarme las normas preestablecidas por los comerciantes de carne tierna de corazón, metiendo cierto mensaje, un tanto extraño, en una botella y la lanzándola a un mar (bueno, más bien una pequeña piscina), con la esperanza de que alguien analizara mis palabras, supiera leer entre líneas y le preguntara al verdadero Gran Hermano actual si sabía algo sobre mi...
En aquel momento no reparé en que, como suele ocurrir, esa misma idea la podía haber tenido alguna otra persona, antes o al mismo tiempo. Esta tarde me he puesto a investigar, me he topado con tu nombre, tus palabras y... tate, no me ha costado ni un par de clicks llegar hasta ti. Casualmente te encuentro en un sitio en el que creo ya había estado.
Lo siento, no he podido leer todavía ninguna entrada... me he puesto tan contento al descubrir que alguien podía violar el "código deontológico" de los mercaderes de sentimientos que al instante, me he puesto a escribir estas líneas.
....
..
.
Ahora, con tu permiso, te sigo leyendo.

Alipende Barbián.

Sese dijo...

Uf!, a mí eso de tener algo para toda la vida no me convence demasiado aunque reconozco que un tatuaje que aluda a tu persona cuanto menos debe subir el ego una barbaridad

SAludos

Aida dijo...

A mí también me gustaría...

Anónimo dijo...

Habló la egocéntrica: " Yo merezco que alguien lleve cualquier insignia que resalte mi existencia, pero no habita nadie que merezca que lo haga yo"

En fin, nada nuevo bajo el sol. Tu filosofía de vida sigue siendo la misma: "Primero yo, después yo, y si queda algo, para mí...."

Fiebre dijo...

Para blogboreta:
Llevo una pequeña rosa en el omóplato derecho.
Cosa curiosa para una persona a la que nunca le gustaron los tatuajes, pero como funciono por impulsos, pues me dio un "fly" y al tatuador que me fuí. Y no me arrepiento, es más, lo quiero poner más mono; con sus hojitas y tal.

Si es pequeñito es un dolor bastante soportable.

(Te lo dice una... que nunca pudo soportar una simple Silkepil y parezco David Beckam, siempre con la Match 3 a cuestas).

El Buscador de Miradas dijo...

Tatuarse tres letras no tiene mérito. Yo sólo me tatuaría si la susodicha se llamase Anastasia, Esperanza o similar.

Blogboreta dijo...

Fiebre... gracias :)


De todas formas no lo tengo yo muy claro, alguien como tú me dijo lo mismo, y me fui a varios tatuadores para pedir precios, y cuando ya tenía elegido uno el tío me debió de ver mucha pinta de pija que me dijo, mira doler duele, eh, no te voy a mentir.

Esto... :P

Amber dijo...

Y a mí lo que me ha gustado de tu entrada es el título que tan atinadamente le has puesto.

Me encantan tus títulos, resumen todo lo que en tus entradas dices y NO dices.

Un abrazote,

Amber

AN... dijo...

Lo reconozco no soy de agujas y que me pichen para hacerme un tatuaje , pues como que no.
Pienso que la moda de los piercing o los tatoo , son solo eso modas , algun dia algun icono sexual o algun Guru mediatico , dira que estan mal vistos y que quedan fuera de las nuevas tendencias...y desapareceran como desaparecio la minifalda, las plataformas...o los dinosaurios
Porque exceptuando los que tienen su propio estilo y van como les gusta , los demas se dejan llevar por la marea...

Related Posts with Thumbnails