sábado, diciembre 04, 2010

A veces se me olvida, pero noches como ésta me lo recuerdan de nuevo, que el rock'n roll lo cura todo... incluso redime mis penas

Estoy completamente afónica, así que no me extenderé escribiendo lo que no podría verbalizar...  Así pues, sólo tres cosas etílieróticas a modo de breve no crónica:


  • Qué mal escancia la sidra un pletórico Igor Paskual.
  • Fui regada de cabeza a pies por sidra el Gaitero, cortesía de Johnny Burning.
  • Cuando el Loco me agarró por el brazo, y me obligó a mirarle, nena... se me olvidó que soy de las tímidas, y se me olvidó cuatro veces.



10 perdidos en el laberinto:

Aida dijo...

Regada por sidra? Con el frío que hacía anoche? Uff... ;)

meloenvuelvepararegalo dijo...

El rock'n roll lo cura todo y hace que los recuerdos asociados sean mejores.
Mis noches más memorables han sido rodeada de los Burning o del Loco.
Eva, a recuperarse que el fin de semana se promete largo,

Anónimo dijo...

Gracias por no hacerme caso cuando parecía que iban bien las cosas. No entendía nada, pero ahora entiendo que eres decepcionante. Cuídate y aclárate un poco, nena.

k dijo...

¿Te obligó a mirarle? Pero ¿dónde coño estabas mirando tú, alma de dios?

Daeddalus dijo...

-Aida: Todo fuera por la causa ;)... y en realidad a mí ni siquiera me gusta la sidra, y menos la 'achampañada'.

-Meloenvuelvepararegalo: Creo que incluso demasiado largo, y aún quedan tres días por delante.

-K: Ya bien sabes que acá una es experta en mirar siempre hacia otro lado, aunque no siempre sea el equivocado.

-Anónimo: Ésa es la vaina, quid pro quo, todos estamos condenados a la decepción, a ser decepcionantes o a ser decepcionados. Él me decepciona a mí, yo te decepciono a ti. En todo caso esto de resultar decepcionante siempre me ha resultado fascinante, porque implica que en un determinado momento alguien creyó que había algo bueno en mí.

Anónimo dijo...

Tú lo has dicho: creí que había algo bueno, muy bueno, en ti. Gracias por revelarte. Que te vaya bien

Daeddalus dijo...

Aunque más fascinante me resulta, debo confesar, es dirigirme a alguien sin tener la menor idea de quién es o a qué se refiere. No dudo haberte decepcionado, básicamente porque esa es mi especialidad, aunque no tenga ni la más remota idea de quién eres.

Daeddalus dijo...

Y por cierto, aunque te sorprenda, hay cosas buenas, incluso muy buenas en mí, como sin duda las habrá en ti. Sólo que a lo mejor no coinciden exactamente con tus gustos.

Anónimo dijo...

Qué malo es el despecho.

Paciente Asturiano dijo...

Parece que das una patada a una pidera y te salen "conocidos" despechados "anónimos" sin saber por qué lo hacen. Qué les darás o qué no les darás para que no te digan las cosas a la cara.

Related Posts with Thumbnails