martes, septiembre 14, 2010

¿Qué se dan entre sí las sombras?






"Off to sleep you'll go
Through the halls and opened doors
Silver bells swinging low
Strung in branches of the unknown
Soon morning comes
To warm the world and wake you up
Night is gone awful fast
It ain't wrong to be sad."

¿Cómo es posible que en lo que llevamos de septiembre, 14 días para ser exactos, haya publicado exactamente 47 entradas... 48 si contamos ésta y todavía no haya sido capaz de contarte lo que quiero decirte

Ni siquiera sé con qué frecuencia lees esto, si es que lo haces o lo sigues haciendo... He vuelto a poner el Analytics, aunque siga sin saber cómo funciona y nunca le preste atención, qué importa que me lean desde el Ejército del Aire o el Ministerio de Defensa (aunque intimide un poco). Me entró el pánico en su momento, alguien del trabajo tirando del hilo... no tengo nada en contra de los que van presumiendo por ahí de tener un blog (yo siempre he negado la mayor), que enlazaba con el mío... en fin, una historia sin importancia, pero me volví tan paranoica que lo quité, prefería la ignorancia absoluta que algunos dicen da la felicidad y no quería pasarme la mañana mirando si había entrado alguien desde el Principado de Asturias (aunque entrar, entran)... La curiosidad me pudo de nuevo, supongo, aunque siga sin saber cómo funciona y la última vez que traté de discernir qué carajos querían decir las estadísticas ésas, sólo me encontré con que alguien había llegado hasta aquí odiando a Leonor Watling.

Y sí, querida mía (porque no dudo que seas mujer), yo también odio a Leonor Watling... y si quieres nos sentamos juntas a esperar a la puerta de su casa, que todo es cuestión de tiempo... el mismo que pierdo planeando y escogiendo cuidadosamente las palabras... que nunca acaban por salir. Seré cobarde... ni me imagino si te tuviera frente a frente o al otro lado del teléfono, aún peor, soy un desastre con ese invento que si de mí dependiera sólo serviría para transmitir noticias breves y contundentes. De hecho por eso quise un contestador automático, para no tener que contestar, you know... no contaba con el pequeño inconveniente de que nadie fuera a llamarme...



7 perdidos en el laberinto:

Vir dijo...

Yo no odio a Leonor Waltin, pero sí el aparatejo ese que te calienta la oreja. No soy capaz de trasmitir, a pesar de tener voz de teléfono erótico, y se me gastan las palabras más rápido de lo que quisiera. Por eso me gusta que me llame mi padre: sé que quiere algo, lo dice, se despide y se acabó.

Pues sí que escribes para no decir lo que quieres decir, me tienes intrigada....

Daeddalus dijo...

Te miro y tiemblo... básicamente viene a ser eso...

Reinadelmango dijo...

Alguien entró a mi blog , queriendo "comerle las tetas a Leonor Watling", literalmente.
Yo sí que la odio. Y a veces, también, prefiero no saber.

Daeddalus dijo...

Yo también, y dudo entre la cobardía y al inconsciencia.

marikosan dijo...

Leonor Watling es la clase de mujeres que atrae a muchos pero repele a más, empalagosa en exceso, mala actriz y peor cantante.

Daeddalus dijo...

Su problema no es que sea mala actriz y peor cantante... su problema es que se cree lo contrario...

Anónimo dijo...

Ni soy militar ni te estoy investigando...sólo soy una persona que llegó a tu blog buscando a Rafa Arboleda y se quedó cuando hablaste de Mad Men. Tranquila.... :)

Related Posts with Thumbnails