viernes, septiembre 17, 2010

Around and about




Ayer noche me llaman, pero no tengo demasiadas ganas de hablar en ése invento del averno llamdo teléfono. Creo que en 20 minutos de conversación ajena yo sólo suelto monosílabos. Reacciono cuando oigo Turner, Museo del Prado, exposición y Toledo.

Desde el día de mi cumpleaños le tenía ganas a la exposición de Turner en el Prado, y fueron pasando los fines de semana de verano, la opción natural para una escapada a Madrid, por un motivo o por otro. Y no, no por la tontería tan de mi propiedad de le tengo miedo a la gente y no sé hacer cosas sola. Nada que ver en este caso, al contrario, si no hubiese tenido que 'depender' de nadie, a estas alturas ya me habría empapado de pintura muchos fines de semana atrás y hasta hubiese vuelto, tal vez, quizás. Que si bien es cierto que tengo muchas asignaturas pendientes, aún soy capaz de subirme a un tren y no perderme por Madrid a solas, pese a mi nulo sentido de la orientación sé descifrar la red de metro. Pero en este caso era diferente, tenía posible y probable compañía, que si la ex-cuñada, y la sobrina y el pariente y el amigo y alguien cuyo nombre he olvidado; que si hay que ponerse de acuerdo para organizar algo 'guapo'; que si yo sólo estoy disponible entonces y la ex-cuñada y la sobrina en otro momento, y el pariente no tiene problemas, y el amigo sólo puede cuando puede. Y que no se nos olvide que el 19 de septiembre se clausura. Uy, pero qué dices, antes de septiembre nos ponemos de acuerdo y nos dará tiempo a ir, volver y entretenernos por el camino. Pero pasó julio, y llegó agosto y yo me planteé seriamente ir sola, que ya lo veía venir; pero no, espéranos, que a principios de septiembre cogemos un puente (eso será tú, que a mí no me quedan moscosos, aunque sí dos semanas de vacaciones)... y más retrasos, y más promesas, de ésas que se cumplen... y llegó septiembre, y yo metida en mis boberías me olvidé de Turner esperando que el resto del mundo llegara a un acuerdo y me hiciera partícipe de él... hasta anoche, cuando al teléfono me lo recuerdan, que se han ido el fin de semana pasado; todos ellos, la ex-cuñada, la sobrina, el pariente, el amigo e incluso aquél cuyo nombre no recuerdo. Que no me dijeron nada porque el viaje se iba a alargar unos días más, ya saben, Madrid-Toledo, todo un clásico; y como yo no tenía días, sólo dos semanas de vacaciones, pues imaginaron que para qué decírmelo, que no iría...

Como es la tercera vez que me 'plantan' esta semana, pues me lo tomo a bien, ya estoy esperando la cuarta, aunque como no tengo planes con nadie es posible que tarde en llegar.

Este domingo será 19, y yo, que nunca he necesitado excusas para irme a Madrid y menos teniendo objetivos y motivos, de repente las necesito.

18 perdidos en el laberinto:

Fiebre dijo...

Destierra de tu vocabulario la palabra "excusa" y empieza a sustituirla por "antojo".

A veces hasta yo tengo dudas te lo aseguro.
Nadie tiene "Fiebre" perpetua, pero hay que guardar la mayor parte de las veces esa fibra que nos puede tangar y sacar el lado guerrero, la mujer de la fortaleza interior que cuentas en una entrada anterior.

C. C. dijo...

Vengo siguiendote desde el blog de Vir, y me ha encantado encontrar un lugar en blanco y negro, con un aire de los años 40 y unos textos más que bien escritos, engancha leerte, seguro que vuelvo a caer por aquí.

violetazul dijo...

No busques excusas.. vete porque te apetece y quieres, qué mejor motivo????
Feliz finde!!!
Besos

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

No vayas a Madrid, tu simplemente sube al tren, el te llevará.

Te tienes a tí misma, no te plantes , te estás esperando en la estación, corre a por ti, date un abrazo y disfruta del viaje en tu compañía.

Un beso

guille dijo...

Pueden irse sin ti, pero ¿no comentarlo? Creo que aqui si podemos usar la palabra cretinos.

No te pierdas Turner, yo acabo de cruzar un oceano y estoy baldado pero estoy haciendo un pensamiento para aparecer mañana en el Prado.

¡Un Vettriano! Que gozada, lo descubri en Australia y pensaba que era de alli, tarde años en enterarme que es escoces. Varias reproduciones suyas estan apoyadas en las paredes de mi casa.

Daeddalus dijo...

Guille: De cretinos está el mundo lleno. Algunos hasta de ida y vuelta.

Daeddalus dijo...

Carla: Nunca me ha resultado suficiente tenerme a mí misma, y es un auténtico problema, porque es lo único que tengo.

Daeddalus dijo...

Violeta: Tantos motivos hay para ir como para quedarse. A veces basta con lanzar una moneda al aire.

Daeddalus dijo...

C.C. : Gracias. Bienvenid@ y siempre bien recibid@.

Daeddalus dijo...

Fiebre: No sé, ya no sé nada... y puede que por hoy prefiera no saberlo. Ya lo decidiré mañana. Es cierto que a veces somos incapaces de ver las cosas más simples.

Nebroa dijo...

Que quería darte un abrazo. Puedo?

Daeddalus dijo...

No sé ni para qué preguntas ;)...

Anónimo dijo...

Si es una excusa lo que necesita, yo le ofrezco, en emplazamiento cercano al Prado, una de las mejores cervezas que sea posible probar, acompañada de unos berberchos más que aceptables y la promesa de no vestir para la ocasión una camisa de cuadros, amén de intentar no estar afectado por ninguna resaca inconveniente... Total, solo serían unos cuantos años de retraso...

Huntter_

Daeddalus dijo...

A sus años y a los míos ya no necesitamos excusas... y por supuesto a las camisas de cuadros ni mentarlas.

Daeddalus dijo...

Por cierto, no me gustan los berberechos... y Boccherini sigue haciéndome sonreír.

Anónimo dijo...

Como no necesito excusas (ni sus años, ni los míos), creo que voy a abrazarla...

Nada más, ni nada menos.

k dijo...

Yo creo que no te apetece ir. No ver a Turner. Ir.

Daeddalus dijo...

Tienes alfo de meiga, K... paréceme a mí.

Related Posts with Thumbnails