jueves, abril 15, 2010

Sin noticias de Gurb



Me siento extrañamente bien y no me gusta. No tengo motivos y si me alejo de mi victimismo dejo de ser yo misma. Tengo un trabajo que odio y excepto un mísero sueldo mileurista a fin de mes no me aporta absolutamente nada, sólo madrugones. Una mala salud de hierro, nunca tengo gripes, ni catarros, en mi casa no hay ni una simple aspirina; pero estoy siempre cansada y sufro de una anemia crónica y galopante de la que jamás logro librarme. Ayer me compré un cubo de Rubik y una entrada para un concierto de Rapahel. En eso consiste mi vida, en inventar formas de perder el tiempo y cultivar mi lado más bizarro. Ni siquiera tengo ganas de esforzarme por construir “algo”, he sacado un billete de avión para unas vacaciones que no serán vacaciones, la posibilidad de un traslado se esfuma, mi compañera (la única) de fatigas laborales será cesada en breve, sigo sin noticias de Gurb y no pierdo la sonrisa. ¿Qué me está pasando?

Si lo único que yo quiero es que me lleve la corriente...

P.D. Marilyn Monroe en "Niagara".

6 perdidos en el laberinto:

Completamente Gilipollas dijo...

Cuando todo va bien nos empeñamos en buscar contradicciones. Es la única manera de valorar lo bueno, creo yo.
Mi vida es un caos de fatalidades, por eso las pequeñas cosas me hacen felices. Siempre tengo motivos para la felicidad. No se que motivos para la felicidad puede tener la persona mas feliz del mundo.

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Tordon dijo...

No se queje de vicio, admirada Daedalus, que usted es imprescindible para el mundo.Por lo menos para el mundo bloguero
¿Qué haríamos sin una despeinada como usted?

Aunque bese a cuentagotas...

Por mi parte,y aunque acabe de lavarme el pelo, la requetebeso.

Anónimo dijo...

AY .........
a veces te envidio.



bueno siempre.

Rose Kavalah dijo...

luego echarás de menos esa sonrisa fácil que tienes ahora, ese querer dos terrones de azucar.

Fiebre dijo...

A veces cuando no pasa nada, ni nadie nos dice ahí te pudras...es cuando salen estas entradas.

Pero otras veces pienso que nos mereceríamos una empresa privada, y un pensar; no sé si comeré-el-mes-que-viene, para sacarnos de esta espiral de "a mí no me pasaná y vegeto"...

No sé si me explico.
Es una reflexión que sólo me vale para ti y para mí ahora mismo.

Aida dijo...

A veces cuando todo a nuestro alrededor se viste de caos, encontramos un espacio para sentirnos bien con nosotros mismos y con el mundo.
A mí me encanta esa sensación. Aprovecha mientras dure :)

Related Posts with Thumbnails