jueves, noviembre 19, 2009

Elección



"Se trata de mi cuerpo al que bendigo,
contra el que lucho,
el que ha de darme todo
en un silencio robusto
y el que se muere y mata a menudo."

Jaime Sabines




No sé por qué me sorprendo... Junten ustedes un número indefinido de machos alfa en edad de postcreación y un titular leído a voz en grito, sin los pies en suelo, en cualquier periódico vía Internet. Unido a la ociosidad laboral, a la desfachatez más absoluta y a la ronda de botellas de sidra vacías, homenaje a una despedida. Tendrán entonces una amena discusión, la difícil elección que el hombre actual debe afrontar, culo o tetas, o tetas o culo, que parece ser no viene a ser lo mismo.

Decían algunos esta mañana, que la docta madre naturaleza es de carácter equitativo, y que a las mujeres a las que obsequia con un buen par de tetas (intervención de Corporación Dermoestética al margen), les niega un buen culo o lo que es lo mismo, las despacha con un culo carpeta (sic). Y viceversa. Al mismo tiempo que los pechos pequeños son menos sensibles y erógenos que los pezones galleta María (sic) pero en cambio su poseedora gozará de la preciada posesión de una vagina, digamos, más activa. Transcribiendo literalmente, un coño más caliente y jugoso, o eso creí entender. A esas alturas de la conversación yo ya me había pasado al agua.

Y eso, parece ser, desconcierta a los hombres, que tienen que elegir entre tan preciados bienes, quedándose sólo con uno. Aunque la mayoría parezca tenerlo claro y decida quedarse con el buen par de tetas, despreciando la retaguardia, apostillaban contradiciéndose.

Mientras ojiplática les escuchaba, no podía evitar echar una mirada a los escotes de las escasas mujeres allí presentes, que aún mantenían la compostura. Una media de talla 85, lo habitual entre la gran mayoría de mujeres antes de pasar por el quirófano. Que daño ha hecho la pornografía tan mal entendida... Y a mí que me dijeron una vez, teta que mano no cubre no es teta, es ubre. Señores, pónganse de acuerdo.



22 perdidos en el laberinto:

TORO SALVAJE dijo...

Estamos locos.
Es obvio, no?
Pues no le des más vueltas.

Saludos.

Nebroa dijo...

jajaja, qué daño ha hecho la sidra a la sociedad!!!

Mentor dijo...

Nada como una cabeza bien amueblada...una imaginación presta al ensueño...la predisposición a la aventura...la presión precisa en la caricia...la tibieza de la mirada queda...

Con todo eso, ¿quién se preocupa de lo accesorio?

Clifor dijo...

jajaja qué divertido!
yo ahora ya no sé qué elegir, pensaba que había más parámetros a tener en cuenta, de esos menos tangibles.
Estoy fuera de la moda, parece jajaja

Anónimo dijo...

Qué curioso, ninguno menciono lo más sexy de todo, la inteligencia. Que ojo, también puede encontrarse tras unos pechos inmensos, no son cualidades eliminativas (como, al parecer, el culo). Claro que la razón resulta obvia, nadie quiere que se encuentre atractivo aquello de lo que carece, verdad?
Por cierto, espero que tus compañeros sean auténticos prodigios de la naturaleza en cuanto a belleza externa se refiere.



C.

Anónimo dijo...

El contoneo de un culo de mujer al caminar con unos zapatos de no muy exagerada altura de tacón, es la octava maravilla del mundo.
Los pechos de una mujer son, compartiendo el mismo puesto que el contoneo del culo, la octava maravilla. En definitiva. El cuerpo de una mujer, es lo más bello ante la visión de un hombre (o mujer), Salvo que a ese hombre, le guste más el de otro hombre). Eso sí, salvo que las medidas de ambos sean desproporcionadas.
Yo estoy con lo que te dijeron en su momento. Teta que mano no cubre, no es teta, es ubre.
El tema está en la propoción con el resto del cuerpo.
Aunque para gustos, colores.

Anónimo dijo...

PERDONA, no se en que mundo vivo, por que yo nunca he tenido ninguna conversación tan profunda, (debe ser que no bebo sidra)

Daeddalus dijo...

No estamos locos, que sabemos lo que queremos... cantaba Ketama.

Daeddalus dijo...

Lo que hace daño es combinarla con la ausencia de educación y cerebro.

Daeddalus dijo...

Sea... Mentor. Yo necesito muy poco más.

Daeddalus dijo...

Clifor, ya somos dos en estar demodè. Y divertido, lo que se dice divertido... a mí nunca me lo ha resultado que te miren de arriba a abajo, de abajo a arriba y hagan elucubraciones acerca de tus posibles y probables medidas.

SHAMISENN dijo...

Hola Dae, no te acabo de ver en medio de semejante conversación.
Tampoco rodeada de machos alfas.
Cómo hemos cambiado, que decían aquellos...
Saludos.

Daeddalus dijo...

¿Acaso lo dudas C.? Son apolíneos Adonis con un cuerpo trabajado a base de partidos de pádel. Pero como bien dices, cómo van a valorar algo de lo que ellos carecen.

Daeddalus dijo...

Pues mira Anónimo, a mí la octava maravilla del mundo me parece una tormenta sobre el océano, o la inteligencia y la edad bien llevadas. No menosprecio el atractivo físico, y sería hipócrita que no reconociera que condiciona. A mí me gustan los hombres más altos que yo, con presencia física, resultaría bastante complicado que me gustara alguien que estuviera por debajo del 1'80 y esto depende obviamente de mi propia envergadura, de manos grandes, por eso de que mano que no cubre y mente despejada. No me importan las medidas ni los tamaños, y como ya dije en otro momento me había creído que la belleza estaba en el interior y ahora parece que esté en el cirujano plástico.

Daeddalus dijo...

Tampoco sé en qué mundo vivo yo, y en todo caso yo fui espectadora, no interlocutora.

Daeddalus dijo...

No tanto Shami... ni te imaginas lo que me alegra verte por aquí.

Fiebre dijo...

¡Cómo te entiendo Dae!

Lee esto y te darás cuenta.

http://fiebrerubia.blogspot.com/2009/09/una-de-las-teorias-de-mi-ex.html

cronopio dijo...

Vaya, yo que siempre me fijo en los ojos...

Salud.

Gata dijo...

Quizás lo q te veo yo es q distingues ¿demasiado? versus:
.-mujeres/hombres.- y eso creo yo si es q se me permite una opinión distinta es un error...
saludos

Daeddalus dijo...

Fiebre, dile a tu amigo que yo soy la excepción que rompo la 'regla'.

Daeddalus dijo...

Yo en la voz, Cronopio... debo 'apuntar' muy mal.

Daeddalus dijo...

Yo no distingo entre hombres y mujeres, yo distingo entre personas, lo que hagan otros, eso ya no es asunto mío, incluso no estando de acuerdo.

Related Posts with Thumbnails