viernes, febrero 20, 2009

La indignación me persigue y yo no soy más rápida

Cuando esta semana en mi primer día de mi nuevo trabajo fui presentada a mi nuevo jefe y conducida a su despacho me temo que le abrumé con preguntas a las que ni sabía ni tenía ganas de contestar y le desconcerté desde el primer momento, cuando le tendí la mano adelantándome a cualquier otro movimiento, cansada como estaba ya de repartir tantos medios besos (odio eso de repartir pares de besos en las presentaciones de completos desconocidos).

Por fin me despedía, hasta la mañana siguiente y aludió a la persona que ocupaba hasta el día anterior mi puesto. "La interina esa", dijo literalmente, tenía revolucionada a la cuarta planta. No entendí la alusión a la cuarta planta, nosotros no ocupamos la cuarta planta. Tampoco entendí la alusión a la chica en cuestión. Supongo que eso interpretó en mi mirada de interrogación... "Nunca entendí por qué" dijo como a modo de excusa, "demasiado llamativa".

¿Cómo se supone qué debo entender eso? ¿Yo no soy tan guapa, tan llamativa para su gusto? ¿Acaso la nueva chica en la oficina debe de revolucionar a la cuarta planta y alguien se ha sentido decepcionado por qué no deja de ser del montón? ¿Si yo fuera un hombre alguien se hubiera molestado en juzgar la altura de mis tacones o el contorno de mis pechos? Es obvio que no. En todo caso prefiero seguir siendo la gran, gran desconocida (broma privada, el segundo gran es por la altura, y tampoco es que sea tan, tan alta).

Aunque supongo que podría haber sido peor y estar por debajo del montón.

10 perdidos en el laberinto:

Mentor dijo...

del montón...no me haga reír...

Jorge dijo...

solo quería darte las gracias por escribirme en el chat. Bsos

El buscador de miradas dijo...

Ay, esas personas que "aparentan" ser del montón y luego son un tesoro del que muy pocos disfrutan... cómo molan!

Tordon dijo...

Ni somos tan del montón como decimos que somos, ni tan especiales como creemos ser.

Daeddalus dijo...

¿Qué chat Jorge? Yo no entro en ningún chat. Y en todo caso, de querer agradecerme algo preferiría que lo hicieras en privado.

Necio Hutopo dijo...

Un gusto enorme venir de nuevo acá y reencontrarse , de nuevo, con tus músicas...

Angel dijo...

Para ser del montón siempre me ha parecido que sobresales bastante.

Nebroa dijo...

En el montón que tú estás también quiero estar yo!

Oscar dijo...

jajajaaj

Me encantas!

Te escribe la gente esperando tus impresiones y tú, indignada, lo unico que haces es pedir intimidad al bueno de Jorge, al que por cierto, agradezco sus palabras, me ha dado una buena idea para jugar por los blogs.

P.d. Te vamos a seguir queriendo igual Eva, aunque no pares de entrar en Chats... :)

Daeddalus dijo...

Bueno Osquitar, ya sabes que yo no suelo comentar los comentarios, soy así de rarita, y que sólo te suelo contestar a ti vete tú a saber por qué.

Lo del tal Jorge, supongo que se referirá al messenger. Una de vez en cuando trata de ser educada. Y en la misma privacidad debería exijirme a mí para este tipo de comentarios, pero es que últimamente estoy que no me reconozco.

Related Posts with Thumbnails