sábado, marzo 15, 2008

Duelo al sol




Lo nuestro, no sé si decir lo tuyo, es, no sé si decir ha sido, una película del Oeste. No una de indios y vaqueros donde nos queda meridianamente claro que los vaqueros de Missouri, Colorado o Tenesse son los buenos y los indios, sioux, creeks o pies negros son los malos. Los papeles perfectamente repartidos, a unos les tocan las espuelas y sombreros a otros las plumas y machetes. Resulta fácil y naïf como en el mejor de los culebrones venezolanos o en las novelas de Ken Follet donde los buenos son muy buenos (además de guapos, compasivos e inteligentes) y los malos son muy malos (a veces también son inteligentes y guapos, nunca comprensivos). No, lo nuestro se acerca más al duelo en O.K. Corral, desarmados y mordiendo el polvo.

Jens siempre dice con su impropio acento: -"Como ye tan grandón se piensa que es John Wayne". Yo hubiese preferido a Gregory Peck... claro está que tampoco soy yo Jennifer Jones ni estamos dispuestos a morir el uno por el otro.

7 perdidos en el laberinto:

Necio Hutopo dijo...

Si el verdadero problema es que, al final, la vida no es como en los wensters...

Bueno... A veces y si tenemos suerte, es tan surrealista como los spaguetti western... pero esa es otra historia

La ñocla dijo...

Ye lo que tién cruzar el charcu, acaba unu mareau y con los díes y les idees contaes. Salú.

Daeddalus dijo...

Salud, mucha salud Ñocla, jajaja...

R dijo...

Si me enseñas tu pistola, te enseño la mía.

aljorista dijo...

no hace falta que te digan que eres bonita, inteligente la más perfecta de la perfección, basta con que simplemente te digan que existes, y si no te es suficiente, pues planta un trébol¿qué hay que hacer para ser feliz?

dEsoRdeN dijo...

Nunca hay que morir por nadie. Ni siquiera por uno mismo.
bss

Daeddalus dijo...

Yo a veces planto romero... pero ésa es otra historia...

Related Posts with Thumbnails