domingo, julio 29, 2007

¿Los libros son para el verano?



Sentada en la penumbra bien hallada de un bar cualquiera (a pesar de ser las once de la mañana ya lucía un esplendoroso sol en la terraza y yo huyo del sol como los vampiros… la resaca influye, supongo) esperaba entre bostezos la llegada de unos amigos.

El local estaba prácticamente vacío, un par de parroquianos apoyados en la barra discutiendo sobre la conveniencia de la prohibición de subir a los lagos (de Covadonga) y un camarero tras ella, deambulando, también entre bostezos y a la espera de alguno de esos turistas que con la llegada de agosto comenzarán a invadir la ciudad fotografiándose, sin olvidarse ninguna, con todas y cada una de las estatuas que adornan los rincones más insospechados de ésta. Y es que si uno va despistado y sin mirar (lo que yo hago habitualmente), corre el peligro de estrellarse sin alevosía con el aún más despistado Woody Allen, con la exultante orondidad de Botero o la decimonónica Ana Ozores; por no hablar de mi preferido, el insigne viajero Willians B. Arrensberg o el monumental culo del mismo Úrculo.

Yo estoy enfrascada en la contemplación del periódico sobre mi mesa, sin leerlo y de repente el camarero enciende el televisor. Aparece sintonizada una emisora autonómica y el volumen es tan elevado que es imposible no dejar de dirigir la vista en busca del aparato. Sale en pantalla una jovencita, supongo que de veintitantos. Parece ser, por sus palabras, que es una de las presentadoras “del tiempo” de la cadena y que el espacio en el que ahora aparece es “un especial de verano” por el que pasan todos los trabajadores de la emisora recomendado la lectura de un libro. Debe ser una campaña de promoción de la lectura o algo así.

Pues bien, el libro que recomienda la chica es “Los miserables” (de Victor Hugo). Evidentemente debe argumentar su elección:

-“Bueno… esto… es que cuando estaba en la facultad (Ciencias de la Información), en tercero, un profesor nos ordenó leerlo, como trabajo de clase. Y bueno, ufff… al principio me costó y tal... También tuvimos que leer “La tregua” de Primo Levi… y ése… uff… me gustó más el otro… además hay una película (y un musical)… más ameno (del otro también hay película)…

Pues ya lo saben, señores, a leer “Los miserables” este verano y si no lo hacen no se preocupen, basta esperar a llegar a tercero de carrera para que un infame profesor os lo ordene. Dará pereza claro, pero al menos aprenderéis algo nuevo, que hubo un escritor francés que escribió esa novela y que no es sólo una película y demás...

Al otro, a Primo Levi, mejor lo dejamos para cuarto.



2 perdidos en el laberinto:

Evinchi dijo...

Comparto tu gusto por las pin ups.

Hoesta dijo...

La primera vez que leí Los Miserables fue con 12 años en Aviles. Se que los puristas no contabilizaran esa primera vez, ya que era una de esas adaptaciones al comic que habia en los tebeos de Mortadelo, pero gracias a esas Novelas Ilustradas, yo descubri mucha literatura, que le voy a hacer, soy rarito hasta para eso...

En fin, esa fue mi primera vez... la cual me encanto, me sobrecogio la historia de Jean Valjean, condenado a cadena perpetua por robar un simple pan... Sus fugas, sus sucesivas reinserciones, el obsesivo policia Javert de tragico final al darse cuenta que su vida no tiene sentido... Todo esto con un simple tebeo...

Un par de veranos despues, tambien en Aviles, descubri entre los libros de mi abuelo una edicion de la novela de Victor Hugo... Y hala!, ahi fuí a por ella. Ya entonces descubri las grandes diferencias entre mi version conocida y la autentica... el mayor peso de Javert, el amargo final... Lo unico que no cambiaba era la insoportable pareja de enamorados... Pero me rendi irremediablemente a esa obra y esta entre mis favoritas y la considero mejor que Nuestra Señora de Paris.

He visto las diferentes peliculas, a cada cual peor, la serie de television (bastante digna), el musical ni me asome ni me interesó... Pero ya veis, la periodista (¡Periodista!) lo leyo obligada y se acuerda del musical... Pero asi van las cosas en este mundo... leer clasicos esta pasado de moda, ver pelis en blanco y negro es de culturetas y tener dos dedos de frente no mola...

Hay una pelicula sobre un grupo musical que secuestra una emisora de radio para que pongan su maqueta. Uno de los personajes, interpretado por Steve Buscemi, exige a la policia que le envien entre otras cosas 60 copias de Moby Dick. Cuando la policia le pregunta si quiere copias del libro o de la pelicula exclama. "¿De verdad han hecho un libro de semejante cosa??".

Cuando lo vemos en una peli americana, nos reimos por que refleja lo incultos que son los yanquis... ¿no nos vemos en el mismo espejo?

Related Posts with Thumbnails